Temas Especiales

10 de Aug de 2020

Economía

Agenda social, Constitución, empleo y seguridad, prioridades de Chile en 2020

El primer pilar que enunció Piñera fue el de "impulsar con fuerza, urgencia y decisión" la agenda social que puso en marcha tras el estallido social, con mejoras en las pensiones y en la salud

Sebastián Piñera
El presidente de Chile, Sebastián Piñera.EFE

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, dio a conocer este sábado la hoja de ruta de su Gobierno para el año 2020, que descansará en cuatro pilares: la agenda social, el proceso constituyente, el mantenimiento del orden público y la promoción del empleo y la economía.

Tras concluir una reunión de dos días con sus ministros, subsecretarios e intendentes (gobernadores) para analizar el contexto político, económico y social del país, en el marco del Consejo Anual de Gabinete en el Palacio de La Moneda, el mandatario dijo a la prensa que el 2019 fue un año "difícil" y que el Gobierno ha hecho "un enorme esfuerzo por entender y comprender mejor" lo que piensan y sientes los chilenos.

Ello en relación al estallido social que vive el país desde el pasado 18 de octubre en demanda de un sistema socioeconómico más equitativo y en cuyo marco de han dado episodios de violencia que hasta la fecha dejan un saldo de cerca de una treintena de fallecidos.

El primer pilar que enunció Piñera fue el de "impulsar con fuerza, urgencia y decisión" la agenda social que puso en marcha tras el estallido social, con mejoras en las pensiones y en la salud, entre otras cosas, para tratar de responder a algunas de las demandas que con más fuerza piden los ciudadanos en las calles.

El segundo gran punto que contempla el Gobierno chileno es el de "canalizar e impulsar en forma pacífica, democrática y participativa el proceso constitucional" que ya está en marcha, en el cual y mediante un plebiscito que tendrá lugar el próximo 26 de abril los chilenos decidirán si quieren o no una nueva Constitución que acabe con la actual, que data de 1980, en plena dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El tercer pilar esgrimido por Piñera tiene que ver con "proteger los empleos, a los trabajadores más vulnerables, a las pymes y a la clase media" de la "situación difícil" por la cual atraviesa la economía, cuya previsión de crecimiento para 2020 es de 0,9 %, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) dada la incertidumbre provocada por las tensiones sociales y las respuestas de política económica ante las demandas sociales.

"El crecimiento es fundamental para crear empleos, para crear oportunidades para las pymes, para mejorar los salarios y también para proveer recursos para que el Estado pueda financiar en forma sana el gasto público y, especialmente, el gasto social", dijo Piñera.

El cuarto y último pilar que anunció Piñera se refiere a la recuperación del orden público y la paz social, con la "condena sin ninguna ambigüedad" de todo tipo de violencia y con el fortalecimiento del cuerpo policial de Carabineros y de la Policía de Investigaciones (PDI) "para que puedan cumplir dentro del marco de la ley su misión insustituible y devolverles a todos los chilenos su derecho a vivir con libertad, con seguridad y en paz".

Lo que empezó siendo un llamamiento de los estudiantes a colarse en el metro de Santiago para protestar contra el aumento de la tarifa se convirtió en una revuelta contra la desigualdad y a favor de un modelo económico más justo que parece lejos de solucionarse, pese a las medidas sociales impulsadas por el Gobierno y al plebiscito del próximo abril sobre una nueva Constitución.

Las fuerzas de seguridad llevan en el punto de mira desde el inicio del estallido por su presunta brutalidad y diversos organismos internacionales como la ONU o Amnistía Internacional les han acusado de haber hecho un uso arbitrario y desproporcionado de la fuerza.