Temas Especiales

26 de Sep de 2020

Economía

El déficit en las cuentas públicas de Brasil alcanza en febrero el 6.0 % del PIB

Las cuentas públicas de los últimos doce meses fueron de unos $84.5 millones. El déficit nominal en febrero, en tanto, fue de $9.518 millones

Billete brasileño
La autoridad monetaria indicó que el déficit avanzó 0,03 puntos porcentuales del PIB respecto al balance que se presentó en el período interanual finalizado en eneroEFE

Brasil registró hasta febrero un déficit nominal en sus cuentas públicas de los últimos doce meses de 440.400 millones de reales (unos $84.5 millones), valor equivalente al 6.0 % del producto interior bruto (PIB) del país, informó este martes el Banco Central.

La autoridad monetaria indicó que el déficit avanzó 0.03 puntos porcentuales del PIB respecto al balance que se presentó en el período interanual finalizado en enero.

El déficit nominal en febrero, en tanto, fue de $49.400 millones de reales (unos $9.518 millones).

El ente emisor también informó sobre el déficit primario, que no incluye lo que el Estado destina al pago de intereses de deuda pero que el Gobierno usa como referencia para medir la situación de las cuentas públicas, que fue de $20.900 millones de reales (unos $4.026 millones) en febrero.

En 2019, Brasil registró un déficit nominal en sus cuentas públicas de los doce meses de $429.154 millones de reales (unos $82.688 millones), valor equivalente al 5.91 % del PIB, el menor registrado desde 2013 cuando el déficit fue equivalente al 2.96 % de su economía.

Aunque la balanza fiscal de la potencia suramericana volvió a ser negativa el año pasado, el déficit tuvo una reducción de 1.16 puntos porcentuales en relación al PIB respecto a 2018, cuando el país acumuló un déficit de $487.442 millones de reales (unos $93.919 millones), equivalente al 7.80 % de las riquezas.

El déficit fiscal de Brasil llegó a ser equivalente al 10.22 % del PIB en 2015 y al 8.98 % en 2016, pero comenzó a caer con las medidas fiscales impulsadas por el entonces presidente Michel Temer, que decretó la congelación de los gastos públicos, las cuales también ha continuado y fortalecido en el ultimo año el actual mandatario, Jair Bolsonaro.

El líder ultraderechista ha impulsado una política de corte neoliberal basada en privatizaciones, recortes presupuestarios y reformas estructurales, aunque la crisis del coronavirus ha paralizado los planes del Gobierno en materia económica.

En cuanto a la deuda bruta del sector público brasileño en general, el Banco Central informó que la misma ascendió en febrero a $5.6 billones de reales ($1.07 mil millones), el equivalente al 76.5 % del PIB y 0.4 puntos porcentuales más que la que se tenía a finales de enero.

El país suramericano había terminado 2019 con una deuda bruta del sector público de $5.5 mil millones reales (unos $1.05 mil millones), el equivalente al 75.8 % del PIB.

El elevado valor de la deuda pública brasileña es uno de los indicadores que más preocupa a las agencias de calificación de riesgo. De acuerdo con los datos del Fondo Monetario Internacional, la deuda bruta de otros países emergentes como Brasil no supera el 50 % del PIB.