Temas Especiales

06 de Jul de 2020

Economía

Argentina extiende hasta el 22 de mayo el plazo para el canje de su deuda

La oferta lanzada hace tres semanas apunta a canjear 21 títulos nominados en dólares estadounidenses, euros y francos suizos y propone a los acreedores un período de gracia de tres año

El peronista Alberto Fernández
El peronista Alberto FernándezEFE

El Gobierno argentino dispuso este lunes extender hasta el 22 de mayo el plazo para negociar con los acreedores privados la reestructuración de su deuda pública emitida bajo ley extranjera por $66,239 millones, con el fin de mejorar el bajo nivel de adhesión que tuvo hasta el vencimiento del viernes pasado.

El 8 de mayo venció el plazo inicial para aceptar la oferta argentina de canje de deuda, pero la respuesta no habría sido la esperada por el Gobierno del peronista Alberto Fernández, quien el fin de semana se manifestó dispuesto a escuchar "contraofertas" y seguir negociando porque "nadie quiere caer en 'default'" (cese de pagos).

Frente a este escenario, el Ministerio de Economía publicó hoy una resolución en el Boletín Oficial en la que extiende hasta el 22 de mayo la fecha de vencimiento del canje de la deuda "a los efectos de incrementar la participación y continuar con la agenda de comunicación activa con los tenedores de los títulos elegibles".

"Esta extensión se considera necesaria, en el marco de las negociaciones de buena fe que ha llevado adelante la República Argentina con sus acreedores para restablecer la sostenibilidad de la deuda pública bajo legislación extranjera", sostiene la resolución oficial.

La oferta lanzada hace tres semanas por Argentina apunta a canjear 21 títulos nominados en dólares estadounidenses, euros y francos suizos y propone a los acreedores un período de gracia de tres años, es decir, empezar a pagar en 2023, con un tasa inicial del 0,5 %, que se incrementaría paulatinamente hasta un interés promedio del 2,33 % y una tasa máxima del 4,875 %.

La propuesta implica reducir el capital en $3,600 millones, lo que equivale a una quita del 5,4 % sobre el stock adeudado, y los intereses en $37,900 millones, lo que supone una quita de intereses del 62 %.

La nueva fecha de caducidad de la oferta puesta por Argentina no fue escogida al azar.

El 22 de mayo expira el plazo de gracia de treinta días al que se acogió Argentina al no pagar en abril un vencimiento por $503 millones  de intereses de tres títulos incluidos en la oferta de canje.

Con el plazo de adhesión ya prorrogado, si para el 22 de mayo Argentina y los acreedores no logran un acuerdo, el Gobierno de Fernández deberá abonar ese día los intereses vencidos o, de lo contrario, el país entrará técnicamente en un cese de pagos.