Temas Especiales

09 de Jul de 2020

Economía

El 40% de las Mipymes en Centroamérica han dejado de operar

El escenario económico se ha hecho insostenible para el sector productivo. Las bajas ventas impactaron flujos de caja; las empresas reaccionaron reduciendo personal y operaciones 

Las Mipyme de la región necesitará de siete meses a más de un año para recuperarse. .Larish Julio | La Estrella de Panamá

La crisis económica producida por el coronavirus, ha llevado que el 40% de las micro, pequeña y media empresa (Mipyme) de la región centroamericana hayan cerrado sus operaciones y un 47% lo hace de manera parcial; de este último segmento el 57% se encuentra operando por debajo del 40% de sus capacidades y un 92% presenta disminuciones en sus ventas que afectan directamente los ingresos de las empresas. 

Los resultados son en base a un sondeo realizado por la Federación de Cámaras de Comercio de Centroamérica (Fecamco), donde participaron 1,079 empresas de la región Centroamericana, donde el 91% eran Mipymes. 

Para seguir subsistiendo, las compañías se han visto obligadas a recortar el 42% de su personal y suspender un 52% de sus trabajadores. 

"La situación se vuelve más preocupante puesto que las empresas también manifestaron que de mantenerse la situación por semanas adicionales, se verán obligados a reducir o suspender en un 50% más el poco personal con el que ya cuentan"Raúl Delvalle
Presidente de Fecamco

Periodo de recuperación

El 50% de las compañías indicaron que necesitarán entre cuatro a nueve meses para alcanzar el nivel de facturación que mantenían antes de la crisis y el 20% más de un año. Mientras que el 50% de la Mipyme necesitará de siete meses a más de un año para recuperarse. 

Entre las medidas más inmediatas que los dueños podrían tomar para solventar sus problemas de liquidez están: solicitar créditos, dilatar pago a proveedores, llegar a arreglos de largo plazo para hacerle frente a los impuestos y dejar de pagar salarios. 

“Una gran ayuda sería que los gobiernos de la región fomentaran créditos de re activación económica para las empresas, con procesos ágiles y garantías razonables, especialmente para la Mipyme, independiente del sector productivo al que pertenezca, así como impulsar una reforma fiscal en Centroamérica que permita un sistema tributario simple, eficiente y transparente con tasas bajas y competitivas de recaudación que conlleve a reducir el costo administrativo de los negocios, ampliar la base tributaría y generar mayores ingresos para el Estado”, señaló Delvalle.

El empresario panameño y presidente de FECAMCO, realizó un llamado a una reapertura de la economía la cual debe hacerse apegada a los protocolos de seguridad que en cada uno de los países ha venido trabajando el sector privado para operar de manera segura.

En Panamá, el Gobierno anunció, este lunes, su plan de "nueva normalidad", que consiste en seis bloques de reactivación progresiva de distintas actividades económicas, así como el levantamiento de la Ley Seca para permitir la venta de bebidas alcohólicas, que desde hace dos meses se mantuvo vigente como una medida de prevención contra el Covid-19.