Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Economía

Activos totales del CBI crecen $231 millones en primer trimestre de 2020

De enero a marzo del presente año, el saldo total de los activos del Centro Bancario Internacional fue de $125,221 millones, es decir aumentó 0.2%

Superintendencia de Bancos liquida ES BANK (Panamá) S.A.
Zona Bancaria de Panamá.Archivo

Al mes de marzo de 2020, el saldo total de los  activos del Centro Bancario Internacional (CBI) sumó $125,221 millones, un ligero aumento de 0.2% o de $231 millones respecto al cierre de diciembre de 2019 , cuando todavía no se había declarado la enfermedad del Covid-19 como pandemia, según cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

En este período se incrementaron los activos líquidos (3.2%) y los otros activos  (13.1%). Por contrario cayó la cartera crediticia y las inversiones en valores.

Las estadísticas precisan que para el cierre del primer trimestre del presente año, la operación bancaria se caracterizó por un aumento en el fondeo proveniente del financiamiento, tanto del mercado interbancario local, como por recursos que provienen de líneas de crédito de bancos corresponsales.

Lo anterior, detalla la SBP, permitió a la cuenta de obligaciones financieras del balance registrar un crecimiento de $747 millones en estos primeros tres meses. De acuerdo con las estadísticas, los depósitos captados registraron un saldo de $87,093 millones, una cifra ligeramente inferior (-1.1%) si se compara con el último trimestre de 2019, cuando reportó $88,057 millones.

Los depósitos, según el regulador bancario, siguen siendo la “principal fuente de financiamiento para los bancos panameños y respaldan la estabilidad financiera de la plaza”.

En esa misma línea, asegura que pese a la incertidumbre en los mercados internacionales derivados de la situación del Covid-19, el Centro Bancario no registra una disminución de fondeo externo.

Al primer trimestre de 2020, la utilidad neta del CBI fue de $458 millones, 6.3% menos que en igual período de 2019

El fondeo  se mantuvo pese a que los bancos del CBI registraron como una medida prudencial, un aumento en las provisiones específicas sobre la cartera de préstamos de $51.1 millones, en previsión conservadora y prudencial sobre efectos adversos potenciales sobre la cartera de préstamos, derivados de la situación del Covid-19.

A su vez, explica que se está aplicando una variedad de medidas regulatorias y de supervisión para proteger la estabilidad financiera. Las acciones iniciales se orientaron a dar las herramientas a los bancos para modificar los términos y condiciones originalmente pactados en los préstamos bancarios, y permitir periodos de gracia, cambios en los plazos y ajustes en las tasas de interés. 

Recalca que un segmento importante de bancos cuya cartera representa el 97% del crédito local realizó un aplazamiento automático que durará en promedio 90 días (junio 2020) sobre el pago de cuotas de los productos de banca de personas (hipotecario, préstamos personales, tarjeta de crédito y autos). 

Los créditos de banca corporativa son revisados caso a caso en función de las condiciones y especificidades de cada negocio.

Recientemente, además, se anunció un nuevo aplazamiento, que en esta oportunidad no será automático, sino el resultado de una evaluación caso a caso de acuerdo con el nivel de afectación de los clientes por la crisis de la economía derivado del Covid-19. Las modificaciones se pueden extender hasta diciembre de 2020

En conclusión, en su análisis, la SBP  resalta que al mes de marzo de 2020, la liquidez legal del CBI se situó en un promedio de 55.8% para el Sistema Bancario Nacional y en la última semana del mes se pudo constatar un incremento a un nivel de 58%.

Finalmente, añadió que la liquidez se ha visto robustecida por la implementación, en forma gradual de la hoja de ruta hacia Basilea III, que contempló la implementación de la razón de cobertura de liquidez (LCR).

“La posición liquida estable es resultado de un aumento en el fondeo proveniente del financiamiento, tanto del mercado interbancario local, como por recursos que provienen de líneas de crédito de bancos corresponsales”, apuntó.