Temas Especiales

11 de Jul de 2020

Economía

Lau asegura que no se ocultará información sobre la realidad de las finanzas de la CSS

La realidad financiera del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja de Seguro Social (CSS) fue abordada este domingo por el director general de esa institución, Enrique Lau Cortés.

La realidad financiera del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja de Seguro Social (CSS) fue abordada este domingo por el director general de esa institución, Enrique Lau Cortés.

Enrique Lau Cortés, director de la CSS.Archivo | La Estrella de Panamá

La postura del funcionario surge luego de se informó que los fondos del programa de pensiones y jubilaciones está próximo a agotarse.

Lau Cortés quien participó en el programa Debate Abierto indicó que la Caja es de los panameños y es un compromiso que cada uno conozca la realidad financiera de la institución.

“Se tiene que decir la realidad de las finanzas de la institución, aunque no se busca alarmar a la población, es necesario que la gente sepa la verdad”.

Actualmente la CSS contempla dificultades para cubrir a futuro los pagos del programa de “Vejez, Invalidez y Muerte”, que incluye el desembolso de sus emolumentos mensuales a los jubilados y pensionados de la entidad.

Esto se agravó por la situación con el COVID-19, que ha afectado las recaudaciones de la entidad. Lau Cortés fue enfático en que “vamos hacer lo que se tenga que realizar para que ningún pensionado y jubilado, se quede sin cobrar”.

Francisco Bustamante, subdirector de la CSS, ante la Asamblea Nacional sustentó que requiere de efectivo para el pago de las pensiones de mayo y junio, pero que julio no sabía. Inclusive durante una conferencia sobre COVID-19 a inicios de mayo, el alto funcionario alertó que los fondos se agotarían en 18 meses.

Previamente el también economista indicó que contaban con un “primer borrador” que confirma que el déficit del año 2019, fue de $249 millones, es decir $297 millones usados de las reservas sin haberse dado cuenta entre el 2018 y el 2019.

Según Bustamante en la actualidad —a causa de la pandemia— en el sector privado hay 110,000 trabajadores con contratos suspendidos, es decir que 11% de los cotizantes formales y que aportan al programa, no lo están haciendo.