Temas Especiales

15 de Aug de 2020

Economía

Impulsarán la digitalización agropecuaria en Latinoamérica

Para el director general del IICA, Manuel Otero, las herramientas tecnológicas serán fundamentales para producir más y mejores alimentos en la región

En la imagen un registro del director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el argentino Manuel Otero
Para el director general del IICA, Manuel Otero J.P. Gandul | EFE

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Organización Agricultura de Precisión para el Desarrollo (PAD) anunciaron este martes una asociación para impulsar la digitalización de la actividad agropecuaria en América Latina y el Caribe, que busca beneficiar principalmente a pequeños productores.

El IICA, con sede en Costa Rica, explicó en un comunicado que el acuerdo fue firmado en una reunión virtual por su director general, Manuel Otero, y el director ejecutivo de PAD, Owen Barder, con el objetivo de aumentar la producción y la sostenibilidad agrícola en la región.

"La aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación en la agricultura nos está encaminando cada vez más hacia una revolución agrícola digital. Estas herramientas serán fundamentales para producir más y mejores alimentos, así como para aumentar la sostenibilidad del sector y la eficiencia en el uso de los recursos naturales"Manuel Otero
​Director general del IICA

PAD, por sus siglas en inglés, es una organización sin fines de lucro cofundada por el ganador del Premio Nobel de Economía 2019 Michael Kremer, con quien el IICA ha tenido un acercamiento para buscar soluciones sostenibles frente a la pandemia de la covid-19.

Agricultura de Precisión para el Desarrollo utiliza el poder de la tecnología, la ciencia de datos y la economía del comportamiento para proporcionar información específica a los agricultores con el objetivo de mejorar sus vidas.

El ente además capacita a pequeños agricultores a través de un asesoramiento personalizado a través de sus teléfonos móviles, lo que tiene como resultado mejoras en la productividad, aumento de rentabilidad y avances en la sostenibilidad ambiental.

"Es una fuerte alianza de intereses y es maravilloso que ambas organizaciones estén listas para trabajar juntas. Obviamente, el próximo paso es hacer realidad el trabajo en el terreno, para poder alcanzar nuestros objetivos"Michael Kremer
​Premio Nobel de Economía 2019

Para las autoridades, este es un momento crucial ya que los servicios tradicionales de extensión agrícola presencial se han reducido o suspendido debido a los protocolos de distanciamiento social y el impacto de la covid-19, los servicios digitales continúan ayudando a los agricultores, entregando información directamente a las personas.

Los servicios de extensión digital permiten una comunicación de bajo costo, alto impacto y bidireccional, capaz de empoderar a los productores a gran escala a pesar de los impactos de la pandemia.

El acuerdo PAD-IICA facilitará la implementación conjunta de estas estrategias, en un intento por modernizar la agricultura y cerrar brechas en América Latina y el Caribe.

"Trabajando juntos podemos acelerar el futuro. La mayoría de las personas más pobres del mundo son pequeños agricultores. Al llegar a ellos con información y consejos, podemos permitirles aumentar sus ingresos. Los servicios digitales son baratos, efectivos y escalables. Al cerrar la brecha digital, podemos ayudar a reducir la pobreza, cerrar la brecha de desigualdad y proteger el planeta para las generaciones futuras"Owen Barder
​Director ejecutivo del PAD 

PAD, fundada en el 2015, actualmente trabaja en ocho países de África y Asia. A fines del primer trimestre de 2020, había llegado a 3,6 millones de agricultores a través de una gama de servicios a un costo de aproximadamente $1,046  por productor.

En respuesta a la crisis sanitaria, el IICA ha ajustado su modelo de cooperación para proporcionar a los productores y países de la región herramientas para fortalecer la actividad agrícola, lo que es clave para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de toda la población.