Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Economía

Reunión entre gobierno y FCC termina sin acuerdos

La reunión entre el Ejecutivo y FCC terminó sin resultados. La empresa intentó rescindir el contrato de la Ciudad Hospitalaria luego de que la obra fuera paralizada por supuestas irregularidades

La reunión de alto nivel, representada por funcionarios del Gobierno Nacional y ejecutivos de la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), que se desarrolló ayer 1 de septiembre, culminó sin avances. Una fuente cercana a las negociaciones adelantó que la Caja de Seguro Social prepara una respuesta contundente ante la exigencias de la empresa, plasmada en una carta.

La obra Ciudad Hospitalaria fue suspendida durante la administración Varela.Archivo | La Estrella de Panamá

La reunión, que se realizó de manera virtual, buscaba evitar que este conflicto se traslade a los tribunales de arbitraje nacional e internacional, ya que ello podría generar costo en tiempo y dinero para ambas partes, según reveló la fuente.

Mientras que este lunes 7 septiembre, a partir de las 2:00 de la tarde, se espera la comparecencia de la empresa FCC en la Comisión de Infraestructura de la Asamblea Nacional donde deberá responder 12 preguntas. Una de estas interrogantes es saber si la citada empresa está dispuesta a irse a un arbitraje para exigir el pago de los $65 millones adicionales al costo del contrato. La empresa también fue multada con $30 millones, por parte de la Caja de Seguro Social (CSS), en concepto de atrasos en la obra de la Ciudad de la Salud.

En su comparecencia ante la Comisión de Infraestructura, FCC deberá informar los argumentos técnicos y económicos que presentó ante la Caja de Seguro Social (entidad contratante), para conseguir el cambio de contrato llave en mano, al sistema de pago por avance de obra.

De igual manera se le cuestionará sobre la fecha plasmada en el contrato en la que debió culminarse la obra, y por qué la empresa no cumplió con la fecha pactada de terminación.

También tendrá que explicar cuáles son los argumentos legales y económicos para solicitar a la CSS el pago millonario en concepto de indemnización, monto este que ha sido calificado de excesivo por el presidente de la República, Laurentino Cortizo.

Este megaproyecto fue licitado durante el gobierno del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) a un costo de $554 millones y tenía como fecha de entrega julio de 2015. Instalada la administración de Juan Carlos Varela (2014-2019), se detectaron 36 irregularidades en la obra que la firma española tuvo que corregir.

Cristian Ábrego, del movimiento Conciencia Ciudadana, considera que el proyecto no se debió parar, porque además de los costos monetarios está afectando la labor de la salud para salvar vidas en esta lucha contra la pandemia del SARS-CoV-2.

“Al corrupto se le investiga y se le mete preso, pero el proyecto NO se debió parar. La venganza política en este momento nos está costando vidas”, dijo Ábrego a través de su cuenta de Twitter, generando reacciones a favor y en contra de la decisión de la administración Varela por suspender la obra.

Las declaraciones del dirigente de la sociedad civil surgen ante la intervención en el pleno del diputado panameñista Luis Ernesto Carles, quien defendió al expresidente Varela por haber parado la obra de Ciudad de la Salud. Esta decisión de la pasada administración de Varela, además de incrementar los costos de la obra que superan los $727 millones, ha generado un reclamo a la CSS a pagar $65 millones por “permanencia extendida”. La obra tiene un 65% de avance.