Temas Especiales

05 de Feb de 2023

Economía

FMI pronostica contracción de 4.4% para la economía mundial

Según el organismo esta revisión refleja niveles del PIB mejores que los previstos para el segundo trimestre, en particular en las economías avanzadas, cuya actividad comenzó a mejorar antes de lo esperado en mayo y junio

China
Las proyecciones del Fondo Monetario Internacional apuntan a que la economía de China crecerá 1.9%. Archivo / EFE

A corto plazo el crecimiento mundial alcanzará –4.4% en 2020; es decir, una contracción menos grave que la pronosticada en la actualización de junio de 2020 de perspectivas de la economía mundial, según las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional.

En su nueva revisión, el FMI señala que esta revisión refleja niveles del PIB mejores que los previstos para el segundo trimestre, en particular en las economías avanzadas, cuya actividad comenzó a mejorar antes de lo esperado cuando los confinamientos se hicieron menos estrictos en mayo y junio, así como también indicios de una recuperación más fuerte en el tercer trimestre.

En sus últimas proyecciones, el organismo estima que las economías avanzadas se contraerán -5.8% al cierre del presente año 2020. 

En la actualización de sus proyecciones, el FMI estima que la economía de Estados Unidos caerá 4.3%;  Zona del Euro (-8.3%), Alemania (-6.0%), Francia (-9.8%); Italia (-10.6%); España (-12.8%); Japón (-5.3%); Reino Unido (-9.8%); Canadá (-7.1%); otras economías avanzadas (-3.8%).

Mientras que para las economías de mercados emergentes y en desarrollo de Asia vaticina una disminución de 1.7% en su crecimiento; en las que China crecerá 1.9%; e India se desplomará (-10.3%).

Mientras que por el lado de los mercados emergentes y en desarrollo de Europa, para el PIB de Rusia se pronostica un deterioro de 4.1%. 

Para América Latina y el Caribe prevé una contracción de -8.1%, dentro de los cuales Brasil caerá 5.8% y México -9.0%.

En tanto que en Oriente Medio y Asia Central,  las perspectivas de crecimiento de  Arabia Saudita disminuirán 5.4%; África Subsahariana (-3.0%); Nigeria (-4.3%); Sudáfrica (-8.0%). Por su parte, para los países en desarrollo de bajos ingresos se espera un deterioro de -1.2% en sus economías.

El crecimiento mundial del FMI está proyectado en 5.2% en 2021, un poco menos que lo pronosticado en la actualización de junio de 2020, dado que la desaceleración prevista para 2020 será más moderada y es consecuente con las expectativas de persistencia del distanciamiento social.

Tras la contracción de 2020 y la recuperación de 2021, el nivel del PIB mundial en 2021 estaría apenas 0.6% por encima del de 2019. Las proyecciones de crecimiento implican amplias brechas negativas del producto y elevadas tasas de desempleo este año y el próximo, tanto en las economías avanzadas como en las de mercados emergentes.

Según sus proyecciones a mediano plazo, tras el repunte de 2021, el crecimiento mundial irá enfriándose hasta rondar 3.5% a mediano plazo. Eso implica un avance meramente limitado hacia la senda de actividad económica proyectada para 2020–25 antes de la pandemia, tanto en las economías avanzadas como en las de mercados emergentes y en desarrollo.

Asimismo, representa un duro revés a la mejora proyectada de los niveles de vida promedio de todos los grupos de países. La pandemia borrará el progreso realizado desde la década de 1990 hacia la reducción de la pobreza mundial y agudizará la desigualdad.

En su nueva revisión, el FMI señala que esta revisión refleja niveles del PIB mejores que los previstos para el segundo trimestre, en particular en las economías avanzadas, cuya actividad comenzó a mejorar antes de lo esperado cuando los confinamientos se hicieron menos estrictos en mayo y junio, así como también indicios de una recuperación más fuerte en el tercer trimestre.

En sus últimas proyecciones, el organismo estima que las economías avanzadas se contraerán -5.8% al cierre del presente año 2020.

Estima que el crecimiento de Estados Unidos, por ejemplo, caerá 4.3%; la Zona del Euro (-8.3%), Alemania (-6.0%), Francia (-9.8%); Italia (-10.6%); España (-12.8%); Japón (-5.3%); Reino Unido (-9.8%); Canadá (-7.1%); otras economías avanzadas (-3.8%).

Mientras que para las economías de mercados emergentes y en desarrollo de Asia vaticina una disminución de -1.7% en su crecimiento; entre las cuales China crecerá 1.9%; India (-10.3%).

Mientras que por el lado de los mercados emergentes y en desarrollo de Europa Rusia se deteriorará -4.1%.

Para América Latina y el Caribe prevé una contracción de -8.1%, dentro de los cuales Brasil caerá 5.8% y México -9.0%.

En tanto que en Oriente Medio y Asia Central, Arabia Saudita disminuirá -5.4%; África Subsahariana (-3.0%); Nigeria (-4.3%); Sudáfrica (-8.0%). Por su parte, para los países en desarrollo de bajos ingresos se espera un deterioro de -1.2% en sus economías.

El crecimiento mundial del FMI está proyectado en 5.2% en 2021, un poco menos que lo pronosticado en la actualización de junio de 2020, dado que la desaceleración prevista para 2020 será más moderada y es consecuente con las expectativas de persistencia del distanciamiento social.

Tras la contracción de 2020 y la recuperación de 2021, el nivel del PIB mundial en 2021 estaría apenas 0.6% por encima del de 2019. Las proyecciones de crecimiento implican amplias brechas negativas del producto y elevadas tasas de desempleo este año y el próximo, tanto en las economías avanzadas como en las de mercados emergentes.

Según sus proyecciones a mediano plazo, tras el repunte de 2021, el crecimiento mundial irá enfriándose hasta rondar 3.5% a mediano plazo. Eso implica un avance meramente limitado hacia la senda de actividad económica proyectada para 2020–25 antes de la pandemia, tanto en las economías avanzadas como en las de mercados emergentes y en desarrollo.

Asimismo, representa un duro revés a la mejora proyectada de los niveles de vida promedio de todos los grupos de países. La pandemia borrará el progreso realizado desde la década de 1990 hacia la reducción de la pobreza mundial y agudizará la desigualdad.