Temas Especiales

09 de Mar de 2021

Economía

Incertidumbre por la producción de cafés especiales en Renacimiento tras Eta

Las tomas de agua están colapsada, los caminos de producción no están en buen estado y para salvar algo de la cosecha la cargan a hombro 

Puente en Renacimiento, Chiriquí
La corriente del río se llevó, el puente que beneficia a varias fincas cafetaleras.Cedida

En la incertidumbre. Así se encuentran los productores de cafés especiales en el distrito de Renacimiento, específicamente en los corregimientos de Río Sereno, Santa Clara y Cañas gordas, en la provincia de Chiriquí, debido a que cientos de hectáreas con producto para cosechar quedaron sepultadas tras los deslizamiento de tierra provocados como efecto indirecto del huracán Eta la semana pasada.

Entre las variedades afectadas están Caturra, Catuai y Geisha, este última, la que mayor renombre le ha dado a Panamá, ya que los tostadores internacionales pagan más de $1,000 por libra.

A Ratibor Hartmann, productor y agroexportador de café especial, la situación le sorprende, pues con casi 15 días transcurridos y todavía hay productores que aún no han logrado ingresar a las fincas, así que no pueden cuantificar los daños y posibles perdidas

"Muchos no lo han logrado aún debido a que los caminos quedaron destruidos, la vía de acceso hacia Sereno, en Renacimiento, está parcialmente despejada", comentó.

Hartmann quien cuenta con fincas en Tierras Altas y en Renacimiento, dijo "necesitamos que el Gobierno Nacional asigne equipo pesado para limpiar los caminos de penetración, llegar a primero a las fincas y las fuentes de agua, ya que los acueductos de las fincas y los comunales están afectados".

"El café se está cayendo, pues la planta está sufriendo de estrés, debido al alto nivel de humedad, pues la planta suelta la fruta como sucede en otras temporadas del año, así que necesitamos una ayuda pronto de las autoridades", aseguró el productor.

Por su parte, Hunther Tedman, también productor de cafés especiales y cuya finca en Renacimiento se encuentra en Jurutungo, sostuvo que "el puente de acceso para llegar a la fincas se ha ido. "No tenemos forma de sacar la producción en vehículo y estamos cosechando parte del cultivo", señaló. "Debido a que no contamos con el puente hemos buscado más caminos, pero hay un derrumbe grande donde se perdió la calle, así que tenemos que arriesgarnos por el hombro de la carretera y, justo en otro cruce más adelante hay otro daño grande en la carretera". 

Tedman adelantó que "entendemos que hay más daños para que ingresen los vehículos para salvar la producción cosechada".

El productor alertó que de darse una enfermedad, brote de roya o plaga en los cultivos, no se podría fumiga por el exceso de humedad, ya que prácticamente no se ha visto el sol, debido a la neblina y aunque deja de llover, la plantación tampoco no se seca. "Es preocupante, pues de no tener un buen manejo, la calidad podría afectarse".

Por su parte, Víctor Vega, caficultor de Santa Clara, tras ingresar a la finca, expresó que "al no contar con puente, tenemos que arriesgarnos y caminar por el río y sacar el producto a hombro, además el café que no ha sido cosechado también se está cayendo y tenemos cultivos de plátanos, los cuales se nos están dañando".

Aunque la finca de Vega no fue afectada directamente por las lluvias y deslizamientos de tierras, la maduración de la fruta está provocando que la misma se caiga y se pierda. "Esperemos que nos tomen en cuenta para la reparación de los caminos de producción siendo una zona bien cafetalera", agregó.

Otro caficultor quien logró acceder a su finca es Benjamín González, él considera que tanto su finca como las vecinas y con producción de importancia están afectadas por los desplazamientos de tierras. "Al hablar de perdidas en finca estamos hablando de tiempo y una inversión enorme del agricultor, pues para producir una planta de café se requieren mínimo de tres años y, ahora, recuperarla para muchos no será fácil. Con lo sucedido hay zonas que quizás no se podrán recuperar pronto", indicó González.

Para el alcalde de Renacimiento, Medín Jiménez, todo lo ocurrido es difícil, no solo por la perdida de cultivo, los daños en la carretera sino por la cantidad de damnificados, y jornaleros de las fincas. "La situación en Renacimiento no ha sido fácil, y lo que aquí se cultiva, en especial café y tomate representa el 22.5% de la producción de alimentos que suple al país". 

"Renacimiento ha sido golpeado con la pandemia covid-19 y estábamos tratando de sobrellevar la situación y ahora también tenemos que ver cómo hacemos, luego de las afectaciones de las inclemencias del clima por Eta", sentenció.

  • Cultivo de café maduro en el suelo
    La maduración del café se ha dado debido al nivel de humedad que hay en las fincas.Cedida
  • Trabajadores limpian camino de producción
    Dos trabajadores limpian camino de producción, obstruido para el transito de vehículos.Cedida
  • Vista de deslizamiento de tierra
    Fincas cafetaleras de variedades como Caturra, Catuai y Geisha afectados por deslizamientos de tierra.Cedida
  • Vista de deslizamiento de tierra
    Fincas cafetaleras de variedades como Caturra, Catuai y Geisha afectados por deslizamientos de tierra.Cedida