Temas Especiales

06 de May de 2021

Economía

El Gobierno de Bolivia anula normas económicas de la gestión de Áñez

El presidente de Bolivia, Luis Arce, explicó en Twitter que junto a sus ministros decidió abrogar al menos siete decretos de la gestión transitoria de Áñez

Luis Arce
El presidente de Bolivia, Luis Arce.EFE

El Gobierno boliviano anuló este jueves una serie de normas económicas promulgadas por la expresidenta transitoria Jeanine Áñez al considerar que "favorecían a grupos de poder" y que "no estaban bien fundamentadas".

El presidente de Bolivia, Luis Arce, explicó en Twitter que junto a sus ministros decidió abrogar al menos siete decretos de la gestión transitoria de Áñez que con "el pretexto de la pandemia favorecían a ciertos sectores y grupos de poder con ventajas impositivas y otros beneficios".

Más tarde, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, informó que la anulación de estas normas se debe a que "tienen errores en su diseño", "no están bien fundamentadas", no tienen recursos y que presentan "errores de implementación".

Las normas anuladas estaban enfocadas a reactivar la economía del país en medio de la pandemia de la covid-19, indicó Montenegro.

"Hemos establecido que no tenía ningún sentido que sigan presentes si no han funcionado y vamos a ir elaborando otras normativas que tengan sentido para la reactivación económica", manifestó el ministro.

Entre los decretos anulados está uno que liberaba las exportaciones al dejar sin efecto un certificado de abastecimiento interno y precio justo creado en el Gobierno del expresidente Evo Morales y que se exigía a los empresarios para las ventas al exterior.

Montenegro aseguró que durante los 14 años del gobierno previo del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Arce y Morales, "siempre se ha privilegiado el mantenimiento de la seguridad alimentaria y el abastecimiento oportuno de la demanda interna" y que la norma que dejó sin efecto esa certificación "no privilegia aquel efecto".

"Hemos decidido abrogar este decreto para restituir este certificado del abastecimiento interno a precio justo para la exportación de productos sensibles en el mercado nacional e internacional", sostuvo.

El ministro señaló que estas normas anuladas han significado "un sacrificio fiscal muy grande" y que se tiene pendiente una deuda tributaria equivalente a unos 286 millones de dólares.

Bolivia estima cerrar el año con un 8,4 % de contracción de su Producto Interno Bruto (PIB), por encima del 6,2 previsto anteriormente aunque menos del 11,1 % adverso alcanzado a mitad de año.