03 de Dic de 2022

Economía

Caída de sectores claves de empleos impacta la economía

La manufactura, construcción, comercio, transporte, comunicaciones y almacenamiento aportan el 53% del PIB

La disminución sustancial de las actividades de las industrias manufactureras (-26,2%), construcción (-52,9%), comercio al por mayor y por menor (-24,6%), hoteles y restaurantes (-51,4) y transporte, almacenamiento y comunicaciones (-6,7%) impactaron de manera negativa la actividad económica del país, que experimentó una contracción de 20,4%, en los nueve primeros meses de 2020.

Los pronósticos indican que en 2021 la economía experimentará un repunte de 7,2%.Archivo | La Estrella de Panamá

Los sectores son claves para la economía panameña porque concentran más de la mitad del producto interno bruto (PIB) de Panamá (53%). De acuerdo con las estadísticas, aportan $23 mil millones, de los $43 mil millones del PIB. “Actualmente estamos con una métrica cercana a los $10 mil millones”, explicó Samuel Moreno, director del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

Los sectores son también los que más empleos generan en el país. Por ejemplo, el comercio al por mayor y menor ofrece más 353 mil plazas, los hoteles y restaurantes más de 100 mil y la construcción cerca de 200 mil. “Hay una relación entre el PIB macroeconómico y el empleo, es decir, donde haya menos actividad económica también vamos a tener mayor tasa de desempleo”, agregó Moreno.

Los cinco sectores de la economía han sido duramente afectados por la propagación del virus que produce la enfermedad de la covid-19, que obligó a una cuarentena total, al cierre temporal de empresas y actividades económicas, que no se han recuperado y, por ende, a la suspensión de miles de contratos de los cuales solo se ha reactivado un 35%. Al 7 de diciembre, 100,013 contratos de los 281,000 suspendidos se habían reactivado. Esto a su vez puede llevar a una tasa de desempleo de 20% para finales de 2020.

Manuel Ferreira, director de asuntos económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), está convencido de que la estrategia del país debe estar dirigida a generar empleos para recuperar la economía.

Por primera vez en una década, las grandes empresas están refiriéndose a una caída en la contratación de personal. Los registros del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) indican que las contrataciones definidas, indefinidas y de obras han caído más de 70%.

“2021 va a ser un año complejo, de mucho esfuerzo para todos. Lo más importante es trabajar en la generación de empleo, porque cuando hay empleo hay demanda. Al haber demanda hay oferta y cuando hay oferta hay impuestos”, señaló Ferreira.

El empresario mostró una serie de indicadores que retratan la compleja situación que experimenta la economía del país. Ferreira dijo que menos de 5 millones de personas usan el metro, mientras que antes de la pandemia eran 10 millones. Esto por la falta de activación de empleos y los estudiantes que no tuvieron clases presenciales. Además, reveló una caída del 48% del financiamiento. No hay préstamos. Solo se ha reactivado el 35% de los contratos.

Ferreira pronosticó que el sector comercio, la logística, la industria de alimentos y el sector agropecuario se van a recuperar rápidamente. Pero los signos de recuperación no se verán sino hasta 2022. Sin embargo, el turismo, el transporte aéreo y otras actividades tardarán hasta 2025 para hacerlo.

El INEC, de la Contraloría General de la República, explicó que la actividad económica mejoró en el tercer trimestre con relación al segundo trimestre al pasar de una contracción de 38,4% a -23,6% como consecuencia de la apertura de diferentes bloques comerciales. Esto representa una recuperación de 15 puntos porcentuales.

La explotación de minas y canteras (23,2%); los servicios gubernamentales (9,2%) por la contratación de colaboradores en el sector salud para atender la crisis sanitaria; los servicios de salud privados (4,0%), la actividad agropecuaria (3,0%) y la pesca (11,0%) han sido las actividades que han mostrado un comportamiento positivo y otorgado oxígeno a la economía entre enero y septiembre de 2020. Otras actividades que mostraron un desempeño favorable fueron transporte, exportación de mercaderías, intermediación financiera y comercio interno.

El sector transporte registró tasas positivas de 7,1% en los ingresos por peaje de buques neopanamax y movimiento de contenedores TEU en 5,3%. Mientras que la actividad agropecuaria mostró un aumento de 4,7% en la exportación FOB de banano, carne de ganado bovino en 40,1%, pescado y filete de pescado en 23,6%. Las minas y canteras reflejaron un crecimiento en la exportación de minerales de cobre y sus concentrados en 74,2%. En el comercio interno, la venta de combustible marino en puertos creció en 3,7% y en la intermediación financiera aumentaron los activos líquidos en 67,6%.

Samuel Moreno, director del INEC, explicó que en la región latinoamericana la pandemia impactó el comercio internacional, cuya contracción se estima entre 15% y 30%. “Eso afecta básicamente a Panamá”, aseguró el economista. Además afectó los precios primarios y las remesas. Para hacer una referencia de las caídas históricas que ha experimentado la economía, habría que regresar a 1946 cuando se experimentó una contracción de 14%. Posteriormente, en 1988 con la crisis política y social, las actividades económicas se contrajeron un 13,4%.

Las métricas de la economía de Panamá, al cierre del año 2020, marcan una tendencia de mejora con la reactivación de actividades como el transporte aéreo, comercio al por menor y mayor y el sector exportador.

Las proyecciones indican que para 2021, la economía podría experimentar una recuperación del 7,2%.