Temas Especiales

22 de Jun de 2021

Economía

Chapman: 'Hay que reorientar el crecimiento del país'

El economista Guillermo Chapman apunta a sectores como el turismo, el sector primario y la logística para reactivar el sector a corto plazo

Guillermo ChapmanArchivo

En medio de la crisis económica mundial que se vive actualmente por la pandemia de la covid-19, el economista Guillermo Chapman (padre) dijo que la economía de Panamá necesita un cambio estructural a la inversa de lo que está haciendo China; y en lugar de la construcción apunta a otros sectores como el turismo, el sector primario y la logística para reactivar la economía a mediano plazo.

En una entrevista en Mesa de Periodistas, Chapman explicó que la estructura económica de un país tan pequeño, a nivel mundial como Panamá, depende de sus relaciones con el resto del mundo.

Señaló que mientras que un país tamaño continente como Rusia, China, Estados Unidos, pueden depender enormemente de su mercado interno; en el caso de Panamá "no".

"Es una regla muy simple que uno la aprende en las primeras clases de economía, mientras más pequeño es un país, más importante es el comercio internacional de bienes y de servicios para la economía de ese país", manifestó el economista.

Chapman afirmó que eso todavía es más importante para el caso de Panamá por su posición geográfica.

"Tenemos la infraestructura para el aprovechamiento de la posición geográfica, empezando por el Canal, el ferrocarril transístmico, las instalaciones portuarias que son las más importantes de la América Latina en términos de instalaciones de número de grúas pórtias y otro tipo de grúas, el Aeropuerto internacional de Tocumen, en fin tenemos una serie de infraestructuras especialmente relacionadas", expresó.

Indicó que, "paradójicamente, en la década del 2010 al 2020, el crecimiento fue hacia adentro, porque el sector construcción pesaba con respecto al producto interno bruto, dependiendo del año en que lo mirará uno, entre el 15% y el 20%".

Sin embargo, para Chapman eso es "inusitado", porque el sector construcción representa el 5%, 7% u 8% en la mayoría de las economías del mundo y de América Latina con la que puede tener alguna semejanza, y "eso no es sostenible".

Sostuvo que "el hecho está en que (en Panamá) hay miles de apartamentos por vender, miles y miles de metros de oficinas, de espacios comerciales, de hoteles vacíos por vender; entonces, simplemente, no hay mercado para nuevas construcciones y el país no puede seguir financiando esos miles de metros y miles de millones de balboas que están acumulados allí sin vender".

En ese contexto, Chapman insistió en que "nosotros tenemos que hacer un cambio estructural a la inversa de lo que está haciendo China, que al contrario de todo el razonamiento que le acabo de dar, creció en los últimos 40 años hacia afuera y ya la posiblidad de crecer por el tamaño que tiene su economía, que ya tiene varios años de ser el mayor exportador del mundo, pasándose a Alemania... ahora está revirtiendo su estructura para crecer hacia adentro".

Enfatizó en que Panamá puede tener un mercado muy grande hacia afuera, y China un mercado muy grande hacia adentro. "Las condiciones naturales del país y la coyuntura del hecho de que en los últimos diez años hemos tenido esa anomalía de crecer más hacia adentro que hacía afuera, apunta de endeudamiento, dicho sea de paso, es que hay que cambiarlo, hay que reorientar el crecimiento del país", remarcó.

Chapman, de hecho, le ve potencial al país a mediano plazo en sectores como el turismo, donde considera hay unas oportunidades enormes; el sector primario hay que revivirlos, reactivarlo, modernizarlo, porque puede ser una fuente importante de empleo y la logística; pero la logística no solamente asociada con el redespacho de mercancía y el procesamiento liviano sino con un procesamiento industrial más robusto, que permita pagar salarios de mejor calidad, mejorar la calidad del empleo, en fin, es como enfocamos la economía.

En 2020 la economía  panameña sufrió una contracción del 18% sobre 2019, golpeada por la pandemia de Covid-19, según la Contraloría General de la República. 

Se trató de una caída histórica, que superó la cifra alcanzada en  1988, cuando el PIB de Panamá se derrumbó un 13.38%. Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) predice que en 2021, el crecimiento de la economía de Panamá estará en 5.5%, las proyecciones del  Banco Mundial son de 5.1% y las del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 4.0%.

Por otra parte, Chapman también señaló que Panamá tiene "una economía capitalista sui genéresis de amiguetes, y que "no tenemos los instrumentos ni las herramientas en las instituciones de control que una economía capitalista moderna tiene para controlar, supervisar y sancionar cuando se violen las normas de la competencia que es la justificación etiqueta de la empresa privada que haya competencia y que la competencia produzca mejores servicios, mejores precios, mejor calidad de bienes para todos. Cuando no hay competencia entonces los gobiernos tienen entidades para el control de los monopolios y los oligopolios. Aquí se instituyó eso en el año 1995 y en el camino se ha deformado".