17 de Sep de 2021

Economía

Las pymes deben prepararse para cualquier escenario fiscal

La pandemia aceleró las carencias que veríamos en unos años en materia de seguridad social y déficit fiscal

La pandemia ha supuesto importantes desafíos a la economía.Shutterstock

Estamos aún lejos de lograr la recuperación económica. El ministro de Economía y Finanzas informó recientemente que el país requerirá de unos $6 mil millones este año para afrontar las deudas. Esto nos coloca en el rango de los $45 mil millones. Si ya habíamos perdido el grado de inversión, este es otro reto para la recuperación.

Ahora, ¿de qué manera las medianas y pequeñas empresas debemos prepararnos ante esta realidad?

Por un lado estamos lidiando con una informalidad en los negocios nunca antes vista. Con las facilidades de crear ingresos a través de internet, hoy muchos disponen de al menos un ingreso extra de manera freelance o como pequeño emprendimiento.

Por otro lado, la economía del país está lejos de volver a tener un ritmo como el que tenía antes de la pandemia, a pesar de que se ha reactivado y vemos una mejora considerable en comparación a 2020.

Ya vimos hace algunos meses que ahora es posible registrar los emprendimientos y pequeños negocios de manera digital, y además crear facturas digitales, lo que les facilita a los emprendedores formalizar sus proyectos. Sin embargo, ahora han anunciado que piensan cobrar impuestos a los productos y emprendimientos digitales.

Esta iniciativa supondrá un peso al emprendimiento, ya que para recaudar impuestos el gobierno tendrá que ponerse mucho más estricto. Por este motivo, los dueños de negocios deben asesorarse y contemplar los pagos de los impuestos que tendrán que hacer al final de cada año fiscal, es decir, que si dentro de su presupuesto no tienen el ahorro mensual para pagar impuestos para fin de año, deberán preparar el fondo de emergencia.

Es mandatorio un correcto manejo de las finanzas personales y del pago de los impuestos; más si el sector de las pymes está en la mira como un mecanismo para soportar el déficit fiscal.

Los empresarios y emprendedores deben contemplar en el presupuesto financiero un monto mensual para el pago de impuestos al final de año, por un monto de 10% de su facturación mensual.

Si no logramos manejar la situación a tiempo, un aumento del ITBMS puede terminar siendo la única opción.

Una estrategia concreta de cara a la realidad del panorama actual debería incluir recortar gastos del gobierno y educar financieramente para que los emprendedores y pymes que sostienen esta economía se preparen, ya que son los que generan el 70% de los empleos en el país.

Según datos oficiales, la economía nacional tuvo un descenso del 20,4% entre enero y septiembre de 2020 pasado a raíz de la pandemia, de tal manera que el gobierno debe contemplar lo que supondría una mayor carga fiscal para las pequeñas y medianas compañías, algo que podría inhabilitar la capacidad de las operaciones.

La pandemia aceleró lo que veríamos en una década en materia de seguridad social, desequilibrio fiscal y la pérdida del grado de inversión, además de una clase media que debe trabajar para sostener las carencias del país. La pregunta es ¿qué tanto podremos soportarlo?