18 de Sep de 2021

Economía

La deuda italiana superará los 3 billones de euros en 2024

La economía italiana no se recuperará de la pandemia hasta finales de 2022. La previsión dependerá de la campaña de vacunación en el país

La deuda pública italiana superará los 3 billones de euros en 2024 (3.6 billones de dólares), una cifra que será sostenible si se mantienen los bajos tipos de interés y se acompaña con una "robusta recuperación económica".

El peor año será el actual, el 2021, pues la deuda se incrementará en 213.000 millonesArchivo | La Estrella de Panamá

Así lo consideró el centro de estudios de la asociación empresarial Unimpresa en un informe en el que señaló que "los efectos de la pandemia seguirán pesando sobre las finanzas públicas del país y la deuda seguirá aumentando exponencialmente".

La asociación estimó que entre 2020 y 2024 la deuda subirá en 624.000 millones, con un promedio de 125.000 millones anuales. Teniendo en cuenta que en 2020 la deuda se disparó a 2,573 billones, en 2021 llegará a 2,786 billones y seguirá al alza hasta los 2,893 billones en 2022, a 2,983 billones en 2023 y 3,033 billones en 2024.

El peor año será el actual, el 2021, pues la deuda se incrementará en 213.000 millones, un 8 % más interanual, por las medidas de estímulo para impulsar la recuperación y las ayudas millonarias europeas, que llegarán algunas en forma de préstamos.

Los 221.000 millones con los que se financiará el Plan de Recuperación y Resiliencia italiano, parte con fondos europeos y parte con una desviación presupuestaria, “contribuirán a inflar la deuda pública" pero pueden ser “decisivos para impulsar un crecimiento, si no hay desperdicios ni corrupción”.

La presidenta de Unimpresa, Giovanna Ferrara, opinó que el primer ministro italiano, Mario Draghi, ha brindado "amplias garantías y seguridades sobre el crecimiento de la deuda pública, en cierto modo inevitable dada la situación de emergencia económica extraordinaria".

“Según Draghi, en esta etapa no hay que preocuparse por el aumento de la deuda porque, considerando sobre todo los tipos de interés especialmente bajos, ningún inversor, nacional o internacional, la considera no reembolsable. Sin embargo, el mayor endeudamiento no debe hacernos pasar por alto un aspecto fundamental: que la apuesta de futuro será la calidad del gasto", dijo.

El Gobierno de Draghi estimó el pasado abril que la deuda pública italiana se situará en el 159,8 % del producto interior bruto (PIB) en 2021 y bajará al 156,3 % del PIB en 2022, al 155 % en 2023 y al 152,7 % en 2024.

...los efectos de la pandemia seguirán pesando sobre las finanzas públicas del país y la deuda seguirá aumentando exponencialmente"

La economía italiana no se recuperará de la "vorágine" causada por la pandemia de coronavirus hasta finales de 2022, una previsión que dependerá de la campaña de vacunación en el país y en Europa, según señaló la patronal Confindustria, reseñó el diario El País.

La mejora de la situación mundial y el aumento de la demanda ayudaría a Italia a aumentar sus exportaciones, que se desplomaron en un 13,8% el pasado año con el estallido de la crisis.

En 2021 Italia exportará un 11,4% más y el año que viene un 6,8% más, según las estimaciones de Confindustria.