18 de Sep de 2021

Economía

Los líderes de la UE retoman las cumbres presenciales este lunes, con la covid en agenda

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reunirán este lunes y martes en Bruselas en una cumbre extraordinaria planteada para retomar debates en profundidad sobre la agenda multilateral, la gestión del coronavirus y otros asuntos incluidos a última hora como la gestión migratoria, en una cumbre que les reunirá de manera presencial por primera vez desde diciembre por las dificultades hasta ahora impuestas por la pandemia.

Otro asunto que abordarán los líderes de la Unión Europea será la lucha contra el cambio climático.Archivo | La Estrella de Panamá

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reunirán este lunes y martes en Bruselas en una cumbre extraordinaria planteada para retomar debates en profundidad sobre la agenda multilateral, la gestión del coronavirus y otros asuntos incluidos a última hora como la gestión migratoria, en una cumbre que les reunirá de manera presencial por primera vez desde diciembre por las dificultades hasta ahora impuestas por la pandemia.

La respuesta coordinada para hacer frente al coronavirus es de hecho uno de los elementos clave pero que por primera vez los líderes afrontan con medido optimismo con el certificado europeo para reactivar el turismo este verano recién acordado y con una campaña de vacunación que consideran va a buen ritmo en la mayoría de países de la UE.

Los Veintisiete no quieren bajar la guardia ante el riesgo de que puedan propagarse nuevas variantes peligrosas por lo que junto a la relajación gradual de las medidas restrictivas recalcan que están preparados para tomar medidas urgentes si fuera necesario, en referencia implícita, por ejemplo, a nuevos cierres.

Sin embargo, el debate estará dirigido en gran parte a las acciones en el plano internacional para ayudar a los países pobres a avanzar también en la inmunización de su población, por lo que se espera un gesto político de los líderes de la UE que muestre la "solidaridad" y la ambición de liderazgo científico que el bloque quiere enviar al exterior, como principal proveedor de vacunas a países vulnerables.

La Comisión Europea apuntó el viernes el reto de comprometer "al menos 100 millones de dosis" que serían enviadas a países pobres antes de que acabe el año, mediante diversos canales, y se espera que los líderes den una señal de apoyo a estas cifras. Francia y Alemania, de hecho, apuntaron el mismo viernes sus planes de donar cada uno unos 30 millones de vacunas para este objetivo.