Temas Especiales

17 de Jun de 2021

Economía

La UE amenaza a Reino Unido con imponer aranceles si continúa incumpliendo el acuerdo de Brexit

La Comisión Europea ya ha abierto un expediente sancionador y, pese a que Bruselas ha dado más tiempo a Londres para responder, los británicos siguen sin ceder

"Estamos en una encrucijada de nuestra relación con Reino Unido", ha advertido en una comparecencia pública el vicepresidente de la Comisión EuropeaArchivo | La Estrella de Panamá

La Unión Europea ha advertido a Reino Unido de que se le está acabando la "paciencia" y de que podría terminar imponiendo aranceles si la parte británica no aplica los compromisos del Brexit relativos a Irlanda del Norte, al término de una reunión bilateral que ha concluido sin acuerdo.

La dos partes se han citado para examinar sus actuales discrepancias, que giran principalmente en torno a las dudas que plantea ahora Londres en relación sobre el protocolo que en su día acepto para Irlanda del Norte, según el cual este territorio se beneficia de un acceso diferenciado a la UE por tener frontera terrestre con Irlanda.

"Estamos en una encrucijada de nuestra relación con Reino Unido", ha advertido en una comparecencia pública el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de vigilar el cumplimiento del acuerdo del Brexit, Maros Sefcovic, al término de una fallida reunión en Londres con el ministro británico David Frost, que vigila igualmente el actual marco de relaciones.

Para el bloque comunitario, "la paciencia está llegando a su fin", lo que en términos prácticos podría traducirse en la suspensión de la cooperación en ciertos sectores o en la imposición de aranceles si Londres sigue tomando decisiones de forma unilateral. "No es demasiado tarde", ha querido matizar a continuación.

Así, pese al anuncio, al ser preguntado por más detalles sobre la posibilidad de aranceles, el vicepresidente comunitario ha matizado que este tipo de decisiones "no se toman a la ligera" y que Bruselas no es amiga de medidas unilaterales. "No tenemos un calendario o un paquete de medidas previstos porque seguimos pensando que puede haber una solución", ha dicho.

La Comisión Europea ya ha abierto un expediente sancionador y, pese a que Bruselas ha dado más tiempo a Londres para responder, los británicos siguen sin ceder. Sefcovic ha recordado que la legislación comunitaria prevé un segundo aviso para resolver las divergencias, pero que en última instancia el caso podría ser elevado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Londres defiende su "franqueza"

Frost espera encontrar una solución "pragmática" a corto plazo, habida cuenta de que el 30 de junio expira el periodo de gracia por el que se sigue produciendo la entrada de productos desde la isla de Gran Bretaña a Irlanda del Norte sin cumplir los controles fijados en el acuerdo de divorcio. Pasado este día, los productos procesados quedarán vetados porque la UE no podrá certificar su seguridad, razón por la cual algunos medios británicos hablan ya de la 'guerra de las salchichas'.

La parte comunitaria confía en recuperar la "confianza" perdida y la británica resalta que, aunque "no ha habido logros", tampoco hay ninguna "ruptura" que impida seguir hablando durante las próximas semanas. Frost ha insistido en que el protocolo de Irlanda del Norte sigue siendo un "problema" y que Londres ha sido "bastante franco" al respecto este miércoles.

El tema previsiblemente llegará también a la cumbre del G7 en Cornualles, a la que acudirá el propio Frost. El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, mantendrá encuentros bilaterales con líderes de la UE y también con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que tampoco oculta su preocupación en relación a la crisis abierta tras el Brexit.