09 de Dic de 2021

Economía

Cautela en los mercados tras la derrota del oficialismo en Argentina

Los analistas ponen el foco en el deterioro económico que se observa en el escaso nivel de reservas en el Banco Central

Personas trabajan en la Bolsa de Comercio, en Buenos Aires (Argentina), en una fotografía de archivo.
Personas trabajan en la Bolsa de Comercio, en Buenos Aires (Argentina), en una fotografía de archivo.EFE

El mercado bursátil en Argentina reaccionó con cautela este lunes en tanto la cotización del dólar paralelo informal abrió relativamente estable y los bonos con optimismo moderado, luego de la derrota del oficialismo en las elecciones legislativas de este domingo.

El índice S&P Merval de las acciones de las empresas líderes que se cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires subía este lunes 1,2 % a las 11:09 hora local (13:09 GMT) para luego ir recortando lo ganado y caer 2,45 % a las 11:39 hora local (13:39 GMT), a los 92.628,74 puntos.

En tanto, el índice de riesgo país de Argentina bajaba 1,9 %, a 1.714 puntos básicos.

En tanto, el denominado "dólar blue" (mercado informal minorista) aumentaba un peso, a los 201 pesos por unidad para la venta, luego de haber protagonizado una escalada en las semanas previas a las elecciones.

Tampoco se observó un salto cambiario en el precio del dólar en la plaza formal mayorista, donde las operaciones están muy acotadas por diversas restricciones impuestas por las autoridades argentinas y reguladas por las intervenciones del Banco Central, que avanzó nueve centavos en las primeras posturas de este lunes, a 100,31 pesos por unidad para la venta.

“Las elecciones no cambian el humor del mercado”, afirma el analista Salvador Di Stéfano en un informe. “El Gobierno no ha tomado nota de los problemas que tiene en materia económica. Considera que sus problemas derivan de la herencia recibida y la pandemia”, agrega.

Los analistas ponen el foco en el deterioro económico que se observa en el escaso nivel de reservas en el Banco Central, la brecha en torno al 100% entre el dólar oficial y el paralelo, la inflación del 52,1 % anual, la emisión monetaria para financiar al fisco y la demora en el acuerdo con el FMI.

DERROTA Y PLAN PLURIANUAL

Este domingo se celebraron elecciones legislativas de medio término del Gobierno de Alberto Fernández y, según el conteo provisional, el oficialismo ha quedado más de 8 puntos por debajo de la principal fuerza de la oposición, Juntos por el Cambio; ha equiparado prácticamente la cantidad de bancas en Diputados con esa coalición y ha perdido el quórum propio en el Senado.

Tras conocerse la derrota, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, llamó a "priorizar los acuerdos nacionales" en la "nueva etapa" que se abre para el país e indicó que “es tiempo” de resolver el problema derivado de los 44.000 millones de dólares de deuda contraída por el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Fernández anunció que enviará al Congreso en diciembre un proyecto de ley con un "programa económico plurianual para el desarrollo sustentable”, que “contemplará los mejores entendimientos” que su gobierno haya alcanzado con el staff del FMI.

En tanto, ratificó al ministro de Economía, Martín Guzmán, al mencionar en su discurso que es quien “lidera” esas negociaciones y destacó que se trata de una "decisión política" que cuenta con el "pleno aval" de la coalición oficialista Frente de Todos.

Fernández descartó realizar ajustes de gasto porque solo profundiza "la desigualdad y la pobreza".

El analista Fernando Marull tomó el mensaje de Fernández como “algo positivo” en diálogo con Efe, pero recordó que al presidente le quedan dos años de mandato y que el resultado de las elecciones estuvieron “bastante en línea” con lo que esperaba el mercado.

Marull señaló que persiste la “incertidumbre” porque “falta que hable” la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, “el plan económico”, la respuesta de la oposición y ver “que se cumple”.