02 de Dic de 2021

Economía

Keith Green: 'Nuestra empresa continuará trabajando hacia la descarbonización'

El gerente país de Cobre Panamá, filial de la canadiense First Quantum Minerals, subraya la importancia de las energías limpias alcanzar los objetivos de sostenibilidad

Keith Green: 'Nuestra empresa continuará trabajando hacia la descarbonización'
Keith Green, gerente país de Cobre Panamá.Cobre Panamá

Keith Green, gerente país de Cobre Panamá, habla sobre la importancia de la sostenibilidad y el valor del uso de las energías limpias.

El Banco Mundial ha emitido un par de informes, en 2017 y en 2020, que afirman que para que el mundo efectivamente pueda dirigirse hacia un mayor uso de energías limpias va a requerirse mayor cantidad de minerales. ¿Cuál es su opinión como gerente país de la mina de cobre más grande de Panamá y la región?

La necesidad de lograr una transición más ágil hacia las energías limpias a nivel mundial, fue uno de los temas más relevantes tratados recientemente en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre del Cambio Climático (COP26), que se realizó en la ciudad de Gasglow. De hecho, el 4 de noviembre las Naciones Unidas anunció que 25 países, entre ellos Estados Unidos, firmaron una declaración en la que se comprometen a poner fin al apoyo público internacional al sector energético de combustibles fósiles para finales del próximo año y, en su lugar, dar prioridad al apoyo a la transición energética limpia.

Esto es sin duda un paso histórico para la sostenibilidad mundial, pero para hacerlo realidad el mundo debe también abordar la necesidad de incrementar la producción de minerales. Según los informes que mencionas, la transición hacia las energías limpias incrementa la intensidad de producción de minerales, siendo el cobre uno de los más necesarios, ya que es un elemento transversal para las tecnologías que se plantean como parte de la solución: eólica, solar, hídrica, entre otras.

Esta situación ha generado una paradoja que implica que mientras el número de minas en operación se está reduciendo, la demanda de minerales para lograr la reducción de emisiones y mitigar el cambio climático está aumentando. Los expertos del Banco Mundial afirman que la minería responsable y sostenible es la solución.

Cobre Panamá es un ejemplo de las minas que se van a requerir para poder hacer esa transición del consumo de combustibles fósiles a energías renovables. Siendo la inversión privada más grande del país con $6,700 millones, actualmente producimos un estimado de 330,000 toneladas de cobre por año, desde el inicio de nuestras operaciones en 2019, aunque hay que destacar que el año 2020 debido a la pandemia no fue un año de operación normal.

Además, contamos con un complejo sistema de compromisos y controles ambientales; así como planes de conservación de alto nivel que se llevan a cabo junto a organizaciones científicas internacionales de gran relevancia como el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, la Sea Turtle Conservancy, el Fondo Peregrino y Yaguará. Además, nos hemos comprometido a reforestar 10.475 hectáreas, casi el doble del área a desarrollar en la mina. Nuestro equipo medioambiental y social está formado por 200 personas comprometidas y apasionadas, que con su trabajo hacen posible la mitigación y compensación de nuestro impacto ambiental.

El desafío que como planeta tenemos por delante es grande. No se puede construir este nuevo mundo sin las materias primas adecuadas. Solo para cumplir con los compromisos sobre el cambio climático para 2030:

• El número de vehículos eléctricos tiene que ser diez veces mayor que el año pasado.

•El número de estaciones de recarga eléctrica debe multiplicarse por 31.

• La generación de energía debe aumentar un 300%.

•Esto supondrá una gran presión para la industria minera mundial, que podría tener que aumentar la demanda de mineral en un 500%.

Pero la presión no solo es en función de la demanda, sino también del tiempo:

•El desarrollo de un nuevo proyecto minero ha pasado a ser de 16 años.

•Mientras que la construcción de un parque eólico puede tomar hasta una década.

“En Cobre Panamá, el mayor reto será la planta de generación eléctrica de carbón que alimenta nuestras operaciones. No será fácil, ya que fue algo que heredamos cuando compramos el proyecto y además porque tiene una contribución positiva como estabilizador en la red nacional, especialmente en los meses secos, cuando Panamá se queda sin energía hídrica”.

• Queremos energías renovables, pero se necesitan 10 años para construir las centrales eléctricas y aún más para conseguir el cobre.

Panamá puede hacer una contribución importante para suplir esta demanda mundial de más energías limpias, a través de la mina de Cobre Panamá. Nosotros estamos listos para continuar aportando una producción sostenida.

Esta demanda mundial no solo se convierte en una ventaja competitiva a nivel de ingresos para el Estado, sino también más oportunidades de empleo para los ciudadanos. Actualmente, contamos con casi 7 mil trabajadores. Más de 5,400 forman parte directa de la familia Cobre Panamá, en tanto que más de 1,400 corresponden a empresas contratistas. Recordemos que más de 1,500 trabajadores son de las comunidades vecinas, lo que convierte a Cobre Panamá en el empleador más importante de la región central del país, donde históricamente ha faltado un empleador formal. Así mismo, según un estudio realizado por la firma Indesa, la mina genera más de 39,000 empleos directos e indirectos, lo cual incluye a los más de 1,800 proveedores locales.

¿No es paradójico que Cobre Panamá contribuya con las energías limpias cuando la energía que usa para la producción minera se alimenta de carbón?

Desde First Quantum Minerals estamos trabajando fuertemente para reducir las emisiones de nuestras operaciones a nivel mundial. En los próximos meses, nuestra casa matriz anunciará los planes de descarbonización.

En Cobre Panamá, el mayor reto será la planta de generación eléctrica de carbón que alimenta nuestras operaciones. No será fácil, ya que fue algo que heredamos cuando compramos el proyecto y además porque tiene una contribución positiva como estabilizador en la red nacional y en la fijación de precios, especialmente en los meses secos, cuando Panamá se queda sin energía hídrica.

Con la mina de Cobre Panamá, el país puede aportar a esta necesidad de más minerales para las energías limpias. ¿Cómo se han comportado las exportaciones hasta ahora?

La mina de cobre es una de las ventajas competitivas de Panamá. Según información de la Asociación Panameña de Exportadores (Apex) y de la Contraloría General de la República, desde el año 2019 cuando Cobre Panamá inició las exportaciones se convirtió en el mayor exportador de Panamá. En 2019, solamente las exportaciones de concentrado de cobre representan el 62% del total de los bienes exportados por el país. Mientras que en 2020 las exportaciones panameñas crecieron 34,4% impulsadas en gran medida por las exportaciones de Cobre Panamá.

Se dice que además de su uso en las tecnologías para generar energías limpias, el cobre tiene muchos usos en la vida cotidiana. Mencione algunos de ellos.

El uso del cobre en diversos aspectos de nuestra vida cotidiana se ha dado desde hace 10,000 años. Una de sus características más importantes es que se trata de un excelente conductor eléctrico y térmico, por lo cual se utiliza, por ejemplo, en cables eléctricos, telefonía, electrónica, computadores, motores y electrodomésticos.

También se usa el cobre en las monedas, joyería, objetos de arte, adornos, muebles, maquillajes, pinturas e instrumentos musicales. Igualmente es un componente fundamental en los automóviles, trenes, aviones, barcos e incluso en vehículos espaciales.

El desafío del cambio climático y la necesidad de acelerar la transición a la utilización de energías más limpias, así como mitigar otras fuentes de contaminación como la emisión de CO² en el transporte, va a requerir un incremento en la producción de los minerales y metales que, como el cobre, son esenciales para que esa transición pueda desarrollarse. Un ejemplo que puedo mencionar es que los autos eléctricos requieren seis veces la cantidad de cobre de lo que se necesita para un auto regular.

Por último, desde su punto de vista, ¿cuál sería la solución para resolver la paradoja entre la necesidad de mayor cantidad de minerales y la reducción de emisiones?

Esta demanda mundial es inevitable y necesaria para que el mundo alcance los objetivos de sostenibilidad. Panamá tiene una ventaja competitiva a través de la mina de cobre y trabajando juntos podremos contribuir en este camino hacia la producción de más energías limpias y un mayor acceso a ellas para todos los ciudadanos.

Como hemos mencionado, nuestra empresa continuará trabajando hacia la descarbonización de sus operaciones, aportando tecnología e innovación, e implementando estrictos protocolos y buenas prácticas para la protección del ambiente.