Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Economía

La Fed ve mayor riesgo de una persistente inflación con nueva variante

En octubre, la inflación interanual se ubicó en EE.UU. en el 6,2 %, el mayor nivel en tres décadas en el país.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell.
El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell.EFE

La elevada inflación que vive EE.UU. podría ser más "persistente" de lo anticipado con la llegada de la nueva variante ómicron de la covid-19 por lo que la Reserva Federal (Fed) evalúa acelerar la retirada del programa compra de bonos, advirtió este martes su presidente, Jerome Powell.

Así lo señaló Powell en una comparecencia ante el comité bancario del Senado de EE.UU., en la que estuvo acompañado por la secretaria del Tesoro, Janet Yellen.

"La amenaza de una persistente elevada inflación ha crecido", reconoció el banquero central.

Powell daba así un paso atrás frente a su insistencia en los últimos meses en que la subida de precios en EE.UU. sería de carácter "temporal" y "transitoria".

De hecho, señaló que quizá sea el "momento adecuado" para dejar de utilizar la palabra "transitoria".

En octubre, la inflación interanual se ubicó en EE.UU. en el 6,2 %, el mayor nivel en tres décadas en el país.

El banco central tenía previsto cerrar esta inyección de liquidez antes de la fecha prevista anteriormente de mitad de 2022.

"La economía es muy fuerte y las presiones inflacionarias son altas, y por lo tanto es apropiado a mi juicio acelerar la conclusión de nuestras compras de bonos quizá unos meses antes", señaló ante los legisladores.

En su último encuentro a comienzos de este mes, la Fed dejó sin cambios los tipos de interés en el rango de entre 0 % y 0,25 % y anunció el inicio de la rebaja de las inyecciones de liquidez en 15.000 millones de dólares al mes.

Con esa decisión, el volumen de compras mensuales de bonos, hasta ahora de 120.000 millones de dólares, se iría reduciendo progresivamente con el objetivo de acabar completamente con el programa a mediados de 2022.

NERVIOSISMO EN LOS MERCADOS, CALMA DE BIDEN

Asimismo, Powell reconoció que la potencial llegada de la variante ómicron de covid-19 añade "incertidumbre" al panorama y podría tener consecuencias en el empleo y el crecimiento económico.

"Una mayor preocupación sobre el virus podría reducir la voluntad de la gente para trabajar en persona, lo que ralentizaría el progreso en el mercado laboral e intensificaría los problemas en las cadenas de suministro", sostuvo.

El anuncio de una posible aceleración en la retirada del estímulo provocó notables caídas en los mercados financieros, y el Dow Jones, el principal indicador de Wall Street, caía media jornada más de un 1,8 %, en medio de jornadas de gran volatilidad.

"Leyendo entre líneas, parece que Powell está ahora dramáticamente más preocupado por el riesgo de una sostenida inflación", señaló en una nota a clientes Matt Weller, director de investigación global de la plataforma de inversión FOREX.

Las palabras del jefe de la Fed se producen después de que este lunes el presidente estadounidense, Joe Biden, tratara de hacer un llamado a la calma ante el nerviosismo generado por la variante ómicron.

La nueva variante, identificada por primera vez en Sudáfrica, "es motivo de preocupación, pero no de pánico", afirmó Biden en un discurso desde la Casa Blanca en el que reconoció que es "casi inevitable" que "en algún momento" llegue al país.

Sin embargo, Biden remarcó que el país se encuentra en "mejor situación" que las Navidades del pasado año, y urgió a los ciudadanos a buscar la dosis de refuerzo de las vacunas disponibles en EE.UU.

Estados Unidos, el país más golpeado por la pandemia con más de 775.000 fallecidos, cuenta con casi el 60 % de su población vacunada con la pauta completa, y cerca del 20 % ha recibido además ya la dosis de refuerzo.