Temas Especiales

16 de Ene de 2022

Economía

Kazajistán gana terreno en minado de criptomonedas tras prohibiciones chinas

Kazajistán pasó de minar el 4.57% de los bitcoins del mundo al 18.1% en poco más de un año

6a24da61ad0fea09024540493bb3fef0ec185ca6w
El bitcóin es la criptomoneda más conocida, en una fotografía de archivo.EFE/Sascha Steinbach

Kazajistán ha ganado terreno en el minado de criptomonedas hasta ocupar el segundo lugar a nivel mundial después de que China prohibiera esta actividad económica, dejara de ser el mayor productor del mundo y sus empresas mineras se vieran forzadas al éxodo.

"Esto se debe a las acciones del Gobierno chino, que prohibió la minería y los mercados de criptomonedas. Esto condujo a que las 'granjas de minería' se mudasen masivamente de China a Kazajistán", comentó a Efe el representante de la Asociación de Tecnologías Blockchain en la nación centroasiática, Sapar Ajmétov.

Según el Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge, Estados Unidos mina actualmente el 35,4 % de las criptomonedas a nivel mundial, seguido por Kazajistán, que alcanzó en agosto pasado el 18,1 % del total, por encima de Rusia, con 11,23 %.

Un incremento considerable si se considera que en agosto de 2020 Kazajistán minaba solo el 4,57 % a nivel mundial.

La compañía informática china Canaan informó en su cuenta de Twitter el envío de más de 2.000 instalaciones de minado Avanol Miners a Kazajistán, hecho que calificó de "un hito emocionante que da forma al futuro de la criptografía".

Así, la empresa espera incrementar su capacidad de producción de los 32.000 terahash por segundo (TH/s, la medida de la potencia de procesamiento de una red de criptomonedas) a 850.000 TH/s "en un futuro cercano" gracias a las oportunidades que ofrece Kazajistán.

CASI AL TRIPLE EN UN AÑO

Según Ajmétov, este gran éxodo de compañías chinas se sumó a las ya existentes en Kazajistán, gracias a lo cual "la cantidad de empresas de minado en el país prácticamente se triplicó".

A esto se suma el hecho de que Kazajistán cuenta con una gran cantidad de terrenos no ocupados en los que se pueden instalar nuevas granjas y una electricidad de bajo costo, ya que cerca del 70 % de la generación eléctrica en el país utiliza el carbón como materia prima, abundante y barata en la nación centroasiática.

Según el Ministerio de Energía de Kazajistán, actualmente funciona medio centenar de granjas de minería oficiales, pertenecientes en su mayoría a grandes compañías, aunque el número de granjas clandestinas podría ascender a varios miles.

El experto en criptomonedas kazajo Aset Nauryzbáyev afirmó a Efe que el gasto eléctrico de todas las granjas de minería existentes en Kazajistán asciende a 1.500 megavatios, comparable al consumo de grandes regiones industriales como la de Karagandá, donde radican grandes empresas metalúrgicas y mineras.

APROVECHAR EN LUGAR DE PROHIBIR

Ante este boom del minado el Gobierno kazajo ha tomado cartas en el asunto para sacar provecho a las nuevas circunstancias, y anunció la implementación de impuestos y tarifas adicionales de electricidad para las mineras de criptomonedas a partir de enero próximo.

"Los especialistas calcularon que los ingresos provenientes de las granjas mineras durante 2020 ascendieron a 500 millones de tenge (1,16 millones de dólares), una cifra que según los pronósticos se duplicará en 2021", comentó a Efe Ajmétov.

Gracias a las nuevas tarifas, añadió, en 2022 las recaudaciones podrían ascender a más de 5.000 millones de tenge (11,6 millones de dólares).

Una cifra que podría superar los 300 millones de dólares anuales si se aplica una adecuada política tributaria, afirmó por su parte Nauryzbáyev.

SACAR A LA LUZ LAS MINAS CLANDESTINAS

Sin embargo, el riesgo de un crecimiento incontrolado de esta industria ha obligado al Ministerio de Desarrollo Digital, Innovaciones e Industria Aeroespacial kazajo a adecuar las normas legislativas del país para obligar a las granjas de minado clandestinas a inscribirse y legalizarse.

El ministro de Desarrollo Digital, Magzum Mirzagáliyev, prometió no limitar ni cortar las fuentes de electricidad a las granjas que se inscriban oficialmente, aunque alertó que este tipo de producción no debe afectar la seguridad energética del país.

"Tomando en cuenta las grandes posibilidades de la industria blockchain es necesario aunar los esfuerzos para su desarrollo futuro. Soy partidario del diálogo, por lo que invito a los mineros oficiales a buscar junto a nosotros soluciones que garanticen la fiabilidad de nuestro sistema eléctrico", afirmó el ministro.