Temas Especiales

27 de Ene de 2022

Economía

La UE concede 1 millón de euros en ayuda urgente por lluvias en Brasil

Las organizaciones humanitarias presentes en Brasil también apoyarán a la población con servicios de atención médica

La UE concede 1 millón de euros en ayuda urgente por lluvias en Brasil
Un hombre limpia el barro de las inundaciones causadas por las fuertes lluvias, en Sabará, estado de Minas Gerais (Brasil)EFE

La Comisión Europea (CE) destinó este viernes un millón de euros en concepto de ayuda de emergencia en apoyo de las personas afectadas por las inundaciones en Brasil, causadas por las fuertes lluvias de los dos últimos meses.

Así lo anunció el Ejecutivo comunitario en un comunicado, en el que recordó que esas lluvias golpearon particularmente en los estados de Bahía y Minas Gerais, con “consecuencias desastrosas para la población y la pérdida de viviendas, escuelas e infraestructuras”.

“Tras la preocupante evolución de las fuertes lluvias que afectan a Brasil, la UE está proporcionando fondos de emergencia para la población afectada”, indicó el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic.

Explicó que la UE, junto a sus socios humanitarios sobre el terreno, está “trabajando para garantizar una respuesta rápida para las personas vulnerables que afrontan las consecuencias de las inundaciones”, en particular "aquellas que se vieron obligadas a abandonar sus hogares como consecuencia del desastre”.

La financiación anunciada hoy tiene como objetivo cubrir necesidades urgentes a través de la provisión de alimentos, agua potable, vivienda y artículos para el hogar, apuntó la CE.

Las organizaciones humanitarias presentes en Brasil también apoyarán a la población con servicios de atención médica para mitigar el riesgo de brotes de enfermedades, concluyó.

Desde octubre, cuando las lluvias llegaron con fuerza a esa región del país, han muerto al menos 19 personas y más de 3.480 han perdido su hogar.

Minas Gerais, localizada en el sureste del país, es el segundo estado más afectado por los aguaceros en el gigante suramericano, desde que la temporada comenzó a finales del año pasado.

El estado de Bahía, en el nordeste de Brasil, también sufrió entre noviembre y diciembre unas intensas lluvias que causaron al menos 24 muertos, dejaron bajo el agua a decenas de ciudades y obligaron a cerca de 100.000 personas a abandonar sus hogares.