Temas Especiales

17 de May de 2022

Economía

El BM lamenta que países ricos accedan a capital que podría ayudar a los pobres

El presidente del grupo Banco Mundial, David Malpass, se mostró preocupado por la “profunda desigualdad” que enfrentan los países más pobres. Una situación agravada por la pandemia y la guerra en Ucrania

El BM lamenta que países ricos accedan a capital que podría ayudar a los pobres
El FMI rebajó en ocho décimas su previsión de crecimiento de la economía mundial.Archivo | La Estrella de Panamá

El Banco Mundial (BM) lamentó ayer miércoles que en los últimos años los países con economías desarrolladas hayan estado accediendo a capital en los mercados globales, que podría ayudar a otras naciones menos desarrolladas a avanzar.

En una conferencia de prensa virtual en el marco de la reunión de primavera que la organización celebra esta semana junto al Fondo Monetario Internacional (FMI), el presidente del grupo BM, David Malpass, se mostró preocupado por la “profunda desigualdad” que esto genera.

“Lo que tenemos en estos momentos es una distribución de capital que deriva en profundas desigualdades. De hecho, la desigualdad se está volviendo cada vez peor”, aseguró el economista.

Según Malpass, una de las causas de este fenómeno es que las políticas macroeconómicas llevadas a cabo por los países ricos, especialmente las medidas de expansión monetaria adoptadas durante la pandemia de covid-19, han trasladado a las naciones desarrolladas recursos que podrían haber ido a parar a manos de las pobres.

“(Los ricos) han estado tomando mucho dinero prestado de los mercados de capital globales, lo que ha dejado menos dinero para el resto de países. Esto es algo que se puede mejorar”, explicó.

En este sentido, Malpass celebró el cambio de tendencia de los últimos meses por parte de los bancos centrales de muchos países y regiones desarrolladas, que han abandonado las medidas expansivas de la pandemia y están adoptando o han anunciado políticas mucho más contractivas, como la Reserva Federal de EE.UU., el Banco de Inglaterra o el Banco Central Europeo.

El presidente del BM celebró no solo las subidas de los tipos de interés, sino también la reducción de la hoja de balances –es decir, la venta de activos como bonos o letras del Tesoro– al considerar que ello tendrá un efecto estimulante sobre el clima de inversión global.

“Los bancos centrales pueden usar herramientas que ayuden a aumentar la oferta y que permitan mejorar la distribución de capital, algo que a mi juicio va a ser vital”, concluyó el economista.

En la actualización de su informe de perspectivas económicas globales, publicada el martes, el FMI rebajó en ocho décimas su anterior previsión de crecimiento de la economía mundial para 2022, hasta situarla en el 3,6%, frente al 4,4% que pronosticó en enero pasado.