08 de Ago de 2022

Economía

Urgen política pública para una mejor regulación y defensa contra los ciberataques

La necesidad radica en que los ciberdelitos tienen una gran cantidad de implicaciones, no solo en lo social sino también individual y financiero

Ciberseguridad
Los ciberataques han aumentado significativamente en tamaño y sofisticación.Shutterstock

Los ciberataques hoy en día se han convertido en una forma de robo muy común debido a los avances en la tecnología y los procesos de internet en las empresas, organizaciones y principalmente bancos, infiltrándose directamente en la seguridad de todo tipo de corporaciones en Panamá y el mundo.

Así, un grupo de expertos reunidos en un foro en Panamá coincidieron en  la urgente necesidad que existe de establecer políticas públicas conjuntas para lograr una mejor regulación y hacerle frente a los ataques cibernéticos que en los últimos años viene afectando con mayor frecuencia a sus países.

El decano de la Universidad la Paz (UPAZ), ONU, Juan Carlos Sainz, de Venezuela, abogó incluso por un marco normativo  mundial a partir de las Naciones Unidas que pueda  "guiar a los países" con respecto a la creación de una política pública que permita establecer una mejor regulación y una mejor defensa frente a estos ataques.

Por su parte, Juan José Vásquez Pacheco, asesor legal de la Universidad la Paz, dijo que el tema de la ciberseguridad es "complejo"  y más desde el punto de vista legal normativo e inclusive de cumplimiento.

Los especialistas se refirieron al respecto durante el panel Ciberdelincuencia, amenazas y vulnerabilidades, en el World Compliance Forum Latam 2022 que se lleva a cabo en la Ciudad de Panamá está semana.

Indicó que específicamente en el caso de Costa Rica donde últimamente se han visto cuantiosamente afectados por los temas de ataques constantes,  evidencia que esta problemática no es aislada de ese pais sino que es una problemática de la región. 

Pero además, "nos evidencia la necesidad de buscar unas soluciones que sean integrales no solamente a nivel de país sino mundial", expresó Vásquez Pacheco. 

Profundizó que en el caso específico de Costa se ha evidenciado que esa falta de coordinación no solo a nivel institucional sino gubernamental pasa la factura y eso a la larga afecta los bolsillos de las personas, de las compañías y del resto de servicios que se brindan en el país.

Añadió que si bien "Costa Rica ha buscado una capacitación y un acompañamiento de otros países, incluido España y Estados Unidos, de cualquier manera nos evidencia esa necesidad de una coordinación generalizada, una cooperación entre los países a partir del liderazgo de las Naciones Unidas, y también de esa cooperación técnica entre las naciones para poder establecer no solamente una normativa más adecuada para hacer frente a los ataques del cibercrimen sino también para establecer políticas y procedimientos que permitan hacer frente a esos elementos".

Impacto de los ciberdelitos 

Vásquez Pacheco ahondó en que los ciberdelitos tienen una gran cantidad de implicaciones, no solamente en lo concerniente al aspecto  social sino también individual y financiero.

Indicó que en el caso de Costa Rica se ha visto cómo estos ataques han afectado no solamente la prestación de servicios, de prácticamente todas las instancias afectadas por esos ciberataques, sino que también ha afectado completamente la manera en que se realiza el control gubernamental.

Según un informe de la empresa de seguridad Kaspersky elaborado en agosto de 2021, los ataques cibernéticos en Latinoamérica aumentaron un 24% en los primeros meses del año pasado. Así mismo, el portal de Cyber Economía “Cyber Magazine” estimó que para el 2025, las pérdidas causadas por el cibercrimen podrían costar 10,5 billones de dólares a la economía del mundo

Hasta este  2022 el cibercrimen representa al menos $1.2 billones, de acuerdo con los expertos, convirtiéndose en la decimoquinta economía más grande del mundo, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

Además, los ataques cibernéticos ya no son solo un problema para las corporaciones grandes e influyentes, de hecho, se considera que un 43% de los mismos están dirigidos a pequeñas y medianas empresas, que a menudo no cuentan con los suficientes recursos para contratar seguridad en la red.

En Panamá, según las estadísticas de la Procuraduría General de la Nación, se ha dado un repunte de 421% en los casos de ciberdelitos. Desde el 2016 hasta el presente año la incidencia con más porcentaje ha sido el año pasado con 794 denuncias, de esas el 68% fueron estafas, mientras el 2020 cerró con 423 casos de extorsión. Los delitos cibernéticos que más afectan a la población panameña son: la vulneración de la seguridad de la información, el robo de datos, fraude, suplantación de identidad, entre otros