17 de Ago de 2022

Economía

Camipa: Alza del combustible elevaría hasta un 10% los costos de los materiales agregados de construcción

A su vez advierte que el sector de la minería no metálica ha venido afrontando  una contracción debido a la desaceleración del desarrollo de obras civiles y de infraestructura

El incremento en el costo de producción de materiales y agregados pétreos  ralentiza aún más la recuperación del importante sector económico de la construcción.Archivo / La Estrella de Panamá

La Cámara Minera de Panamá (Camipa) alertó que el aumento histórico del precio del combustible también está impactando el costo de producción de materiales y agregados pétreos, lo que ralentiza aún más la recuperación del importante sector económico de la construcción.

"El aumento sostenido del precio del combustible está haciendo mucho más severo el impacto negativo sobre la industria de los agregados de construcción, al verse por ello afectada aproximadamente con un aumento de 7% a 10% de sobrecostos de producción debido a este incremento", dijo en un comunicado el presidente de Camipa, Roberto Cuevas.

La situación para el sector se complica debido a que la minería no metálica, a través de la cual se extraen y producen diversos materiales y agregados que son insumos básicos para la construcción, según Cuevas ya "ha venido afrontando en los últimos años una contracción debido a la desaceleración del desarrollo de obras civiles y de infraestructura que han impactado a este sector desfavorablemente afectando la capacidad de reinversión y la rentabilidad misma de la actividad".

Indicó que este escenario combinado de muy baja demanda y aumento de costos de producción "lleva a una situación insostenible, que inevitablemente provoca drásticas reducciones de la fuerza laboral e incluso el cierre de diversas empresas dedicadas a la actividad".

Frente a la actual situación, Camipa se une al clamor de  otros sectores productivos del país e instó a las autoridades que  "tomen medidas urgentes e inmediatas, para contener el incremento del precio del combustible", para así "evitar un mayor daño a la economía".