26 de Sep de 2022

Economía

Biden promulga su ley estrella, con más fondos para el cambio climático y subidas de impuestos a empresas

Con la Ley de Reducción de la Inflación se prevé que ayude a recaudar más de $700.000 millones mientras que sienta las bases de un gasto de unos $400.000 millones en energías limpias y ayudas en materia sanitaria

Biden promulga su ley estrella, con más fondos para el cambio climático y subidas de impuestos a empresas
Joe Biden, presidente de Estados UnidosArchivo | EFE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha promulgado este martes la Ley de Reducción de la Inflación, una iniciativa clave que contempla más fondos para combatir el cambio climático, aumenta los impuestos a las empresas y amplía las coberturas médicas.

Para los demócratas, esta ley es un hito dentro de una legislatura marcada por las divisiones. “Una de las leyes más significativas de nuestra historia”, ha defendido Biden, que ha interrumpido sus vacaciones y ha llevado mascarilla por el positivo de su mujer por covid-19.

La satisfacción del partido gobernante se ha hecho palpable en el acto en la Casa Blanca, interrumpido en varias ocasiones por los aplausos. La iniciativa ha salido adelante pese al rechazo frontal de la oposición republicana, tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado.

Biden ha hecho hincapié en que “todos y cada uno de los republicanos” dijeron 'no' a una ley que, según sus propias palabras, da pie a un “momento histórico” para Estados Unidos

“Con esta ley gana el pueblo estadounidense y pierden los intereses especiales”, ha dicho Biden, que ha aclarado que no pretende “derribar” sino “construir”. “El día de hoy es otra prueba de que el alma de Estados Unidos es vibrante y su futuro brillante”, ha añadido, consciente de la importancia del momento.

Los demócratas prevén una celebración mayor el 6 de septiembre y la Casa Blanca ya ha adelantado que Biden realizará varios viajes en próximas semanas para tratar de explicar a la ciudadanía la importancia de la nueva ley, con la vista puesta en las elecciones de mitad de mandato o midterms de noviembre.

La Ley de Reducción de la Inflación no es todo lo ambiciosa que soñó Biden en un principio, pero se prevé que ayude a recaudar más de $700.000 millones, mientras que sienta las bases de un gasto de unos $400.000 millones en energías limpias y ayudas en materia sanitaria.