Temas Especiales

13 de May de 2021

Internacional

Incendio daña templo de mil años

Una construcción de 1.000 años de antigüedad, que forma parte de un templo budista en Fuzhou, capital de la provincia oriental china...

Una construcción de 1.000 años de antigüedad, que forma parte de un templo budista en Fuzhou, capital de la provincia oriental china de Fujian, sufrió considerables daños hoy lunes por causa de un incendio.

Las autoridades locales confirmaron que un incendio se declaró a las 03:12 hora local en el templo Fahai ubicado en el centro de Fuzhou y afectó a la sala principal y una de las cámaras de madera del edificio, sin que por el momento se haya determinado el alcance de los daños.

El departamento de prevención de incendios del buró de Seguridad Pública de Fuzhou mandó al templo 21 camiones de bomberos y 147 efectivos, quienes lograron extinguir las llamas alrededor de las 04:11 horas, informó el portavoz del mencionado buró.

Según la misma fuente, el fuego no causó víctimas y las reliquias del templo están intactas.

Varias fotos publicadas en internet muestran un gran incendio en la sala principal del templo, que sugieren que el antiguo edificio podría haber sufrido daños considerables. Una de las imágenes incluso muestra los supuestos restos de la sala, después del fuego.

"Tras el incendio sólo quedaban unos pocos pilares carbonizados", describe el presunto autor de las fotos.

El portavoz del buró de prevención de incendios subrayó que todavía se desconoce el origen del fuego, pero por internet se ha extendido el rumor de que fue provocado por fuegos artificiales.

En reacción, numerosos internautas han expresado que los fuegos artificiales deben ser prohibidos en los centros de las ciudades para evitar accidentes y daños de gran envergadura durante el periodo festivo del Año Nuevo Lunar chino.

Estos comentarios han avivado un debate activo desde hace más de dos décadas sobre si los fuegos artificiales, una parte intrínseca de este periodo festivo chino, deben ser permitidos o prohibidos.

Muchas grandes ciudades del país, incluida la capital de Beijing, prohibieron los petardos a mediados de los años 90 del siglo pasado para retirar la interdicción pocos años más tarde con el argumento de que los fuegos artificiales "son una parte inalienable de la cultura china".

El templo Fahai de Fuzhou fue construido en el año 945 y alberga un gran número de escrituras budistas antiguas clasificadas como tesoro nacional.