Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Internacional

Chile y EEUU firman acuerdo nuclear

SANTIAGO - A pesar de las críticas de opositores y ambientalistas, los gobiernos de Chile y Estados Unidos firmaron el 18 de marzo un a...

SANTIAGO - A pesar de las críticas de opositores y ambientalistas, los gobiernos de Chile y Estados Unidos firmaron el 18 de marzo un acuerdo de cooperación en energía nuclear.

La suscripción del convenio "sobre la cooperación relativa a la utilización de la energía nuclear con fines pacíficos" se produjo a pocas horas de la llegada a Chile del presidente estadounidense Barack Obama, como parte de una gira por Brasil y El Salvador.

En los últimos días, el convenio de cooperación nuclear con Estados Unidos generó un serio debate en Chile sobre la viabilidad de contar con plantas nucleares para producir energía, en medio de la tragedia nuclear de Japón.

El documento fue suscrito por el canciller Alfredo Moreno y el embajador de Estados Unidos en Chile, Alejandro Wolff.

Este convenio plantea explícitamente que "Chile no ha tomado ninguna decisión sobre la posibilidad de obtener energía nuclear" y que el acuerdo apunta a una definición del país por informarse sobre materias atómicas.

En su texto establece "la contribución potencial de la energía nuclear para una amplia variedad de necesidades de desarrollo humano en algunos campos como energía, industria, salud, agricultura y agua".

También enumera varias áreas de cooperación que van desde la utilización de reactores de investigación nuclear y formación de recursos humanos y prestación de asistencia y servicios técnicos hasta "otras formas de cooperación que puedan acordar mutuamente los participantes".

Además, subraya "la necesidad de tratar los desafíos de las necesidades energéticas cada vez mayores que enfrentan los dos países participantes", aunque el canciller Moreno dijo que en el horizonte inmediato no está la construcción de una planta de energía nuclear.

Además, desestimó las críticas al acuerdo asegurando que "Chile no está en condiciones de tener energía nuclear y lo que ha sucedido en Japón no ha hecho nada más que ratificar esa situación".

Por su parte, el ministro de Energía y Minería, Laurence Golborne, comentó que el acuerdo con Estados Unidos "no es un paso más para instalar una planta nuclear en Chile" y reiteró que "este gobierno no tomará una decisión al respecto".

Según Golborne, los que se oponen al acuerdo tienen "una visión medieval de las cosas".

El ex presidente Ricardo lagos afirmó que "no es el momento" para estudiar la posibilidad del uso de este tipo de energía en Chile.

Recordó "el argumento que siempre me daban era que Chile es un país sísmico y yo respondía 'mire a Japón, es un país tan sísmico como Chile y tiene energía nuclear'. Bueno, ese argumento se acabó", advirtió.

Lagos opinó que el tema de la energía nuclear será archivado por largo tiempo, frente a lo cual "tenemos que plantearnos con seriedad una política respecto a energías renovables no convencionales.

Por su parte, el senador y también ex presidente Eduardo Frei dijo que la tragedia nuclear japonesa "ha cambiado todo el panorama y Chile deberá comenzar un proceso de estudio y análisis sobre el cambio tecnológico que el país requiere, lo cual llevará varios años".

La destacada ambientalista Sara Larraín, directora de Chile Sustentable, dijo que "hay países que tienen industrias nucleares, como Francia y Estados Unidos, y compañías mineras con interés de contar con energía nuclear a cualquier costo para la seguridad ciudadana".

A su juicio, el acuerdo que Chile firmó con Estados Unidos y otro con Francia son los "primeros pasos para contar con una instalación núcleo eléctrica en los próximos 10 años sin ninguna consulta ciudadana, ningún marco jurídico ni acuerdo en el parlamento".

Comentó que encuestas previas al accidente nuclear en Japón revelaron que más del 70 por ciento de los chilenos se opone a la tecnología nuclear para el sector energético.

Chile mantiene vigente un convenio con la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) la cual regula a nivel mundial el correcto uso de este tipo de energía.

Además, ha rubricado memorandos de entendimiento en materia nuclear con China, Rusia, Corea del Sur, Australia, Indonesia, Tailandia y el Reino Unido.