Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Internacional

Estados Unidos festeja muerte de Bin Laden; alerta por temor a represalias

Los dos expresidentes de Estados Unidos, antecesores de Barack Obama, no esperaron y reaccionaron regocijados por la muerte del fundado...

Los dos expresidentes de Estados Unidos, antecesores de Barack Obama, no esperaron y reaccionaron regocijados por la muerte del fundador y líder de la red terrorista Al-Qaeda, Osama bin Laden, en una operación secreta en el norte de Pakistán.

El expresidente George W. Bush (enero de 2001 a enero de 2009) saludó la noche del domingo el anuncio de la muerte del terrorista calificándola de "victoria para Estados Unidos".

Bush recibió la noticia de parte de Obama y aprovechó para felicitarlo por esta baja que se intensificó en 2001 tras los ataques terroristas a las Torres Gemelas.

Precisamente era el período de Bush y quien en 2007 aumentó a 50 millones de dólares la recompensa para su captura.

"Lo felicité a él y a los hombres y mujeres de nuestra comunidad militar y de inteligencia que dedicaron sus vidas a esta misión. Tienen nuestra eterna gratitud", dijo Bush en un comunicado.

Asimismo, el expresidente Bill Clinton (enero de 1993 a enero de 2001) dijo en un comunicado que la noticia es un "momento importante no sólo para las familias de aquellos que perdieron la vida en los ataques del 11 de septiembre y otros ataques de al-Qaeda, sino para todas las personas en el mundo que quieren construir un futuro de paz, libertad y cooperación".

Obama (enero de 2009 al 2012) en su alocución anunciando la muerte de Osama manifestó: "Finalmente, la semana pasada llegué a la conclusión de que teníamos suficientes datos de inteligencia para actuar y autoricé la operación para capturar a Osama Bin Laden y llevarlo ante la justicia".

Poco después de saberse la noticia cientos de personas comenzaron a congregarse frente a la Casa Blanca, en Washington, y en la Zona Cero, en la ciudad de Nueva York, para celebrar la noticia. "U.S.A., U.S.A., U.S.A....(iniciales del país en inglés)", gritaban jóvenes en la noche y madrugada al unísimo embebidos de placer por la muerte del terrorista.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en un comunicado aseguró que la muerte de Osama "no disminuye el sufrimiento que han padecido los neoyorquinos y los estadounidenses, pero es una victoria muy importante para nuestra nación".

Los estadounidenses portaban banderas, cantaban y se veían felices en imágenes que fueron difundidas por todo el mundo.

Estados Unidos ha elevado el nivel de alerta en las embajadas y ha recomendado a las personas tomar vuelos solo si es urgente y a las fuerzas de controles realizar controles preventivos en mezquitas y centros islámicos.