19 de Oct de 2021

Internacional

Gobierno colombiano cierra posibilidad de acuerdo con FARC

El ministro del Interior y Justicia de Colombia, Germán Vargas Lleras, cerró hoy la posibilidad de negociar un acuerdo humanitario con ...

El ministro del Interior y Justicia de Colombia, Germán Vargas Lleras, cerró hoy la posibilidad de negociar un acuerdo humanitario con las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y confió en que los rebeldes liberen unilateralmente a todas las personas que tienen en su poder.

"El gobierno ha reiterado numerosas veces que el canje no es una opción, y que solicita a esas organizaciones la inmediata liberación, de manera unilateral, de las personas que aún mantienen en cautiverio", sostuvo el funcionario.

En un comunicado difundido hoy por la prensa local, las FARC insistieron en proponer un acuerdo humanitario para terminar con la guerra interna.

"Después de estos 47 años de barbarie oligárquica, tenemos que imponer la salida civilizada al conflicto con el incontenible poder de la movilización", agregaron.

El comentario del ministro fue hecho ante la propuesta del canje humanitario con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

El funcionario colombiano dijo que "esos comunicados de las FARC siempre hay que recibirlos con beneficio de inventario, porque nadie va a construir un escenario para un protagonismo político sin hechos concretos que demuestren la voluntad real que les asiste de liberar a estas personas", reiteró.

Vargas Lleras sostuvo que que el "gobierno no está dispuesto a montar una tribuna que no conduzca a nada", pues en opinión del Poder Ejecutivo la guerrilla ha engañado a los colombianos con el tema del intercambio humanitario.

"Invitamos a todas las colombianas y colombianos, y a sus organizaciones para que visibilicemos todas las esperanzas de paz con justicia social que palpitan en el corazón de la patria", agregó el extenso mensaje rebelde.

En el texto, la organización considerada terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, señaló que "hemos puesto toda nuestras energías por la solución política del conflicto, pero los sectores del poder han (hecho) que ello no sea posible.

Los guerrilleros insistieron en la posibilidad de que se lleve a cabo un "acuerdo humanitario (mediante el cual se) libere a todos los presos políticos que se encuentran en las cárceles del régimen y a los prisioneros de guerra en poder de la insurgencia".

Tal canje ha sido propuesto por las FARC desde hace varios años, con el fin de presionar la puesta en libertad de varias decenas de sus miembros, presos en cárceles nacionales y extranjeros, por el retorno de casi una veintena de policías y militares capturados por ellos.

El gobierno del presidente Santos, que asegura no haber cerrado la puerta al diálogo, le exige a esa guerrilla "pruebas" de su voluntad de paz como la liberación de todos los secuestrados, mientras las FARC han dejado a libertad a unos cuantos.

Situaciones que van desde el incumplimiento de acuerdos hasta desconfianza mutua han impedido que llegue a feliz término una negociación de las cuatro que han emprendido diferentes gobiernos.