Temas Especiales

28 de May de 2020

Internacional

Obama ataca a Romney en pos del voto femenino

El president Barack Obama, tratando de apuntalar su apoyo entre las mujeres, aumentó la presión el jueves sobre su rival republicano Mit...

El president Barack Obama, tratando de apuntalar su apoyo entre las mujeres, aumentó la presión el jueves sobre su rival republicano Mitt Romney para que rompa cualquier lazo con un candidato republicano al Senado que dijo que los embarazos derivados de una violación son "por obra de Dios".

Pero Romney ignoró el emotivo tema social y mantuvo un tono optimista en su campaña de gira por Ohio.

Obama, al cerrar un bombardeo de 40 horas en ese estado, se dirige a su hogar Chicago para votar por adelantado a 12 días de las elecciones. La escala fue más que una oportunidad para tomarse una foto, era un intento de alentar la participación electoral temprana, una pieza central en la estrategia del presidente.

El mandatario también repitió, aunque con indirectas, referencias al controvertido comentario del candidato senatorial de Indiana Richard Mourdock sobre violación y embarazo.

En momentos en que una nueva encuesta de Associated Press-GfK indica que el desafiante republicano Mitt Romney ha suprimido la ventaja de 16 puntos que le llevaba Obama entre las mujeres, el presidente trataba de mantener viva una controversia sobre el aborto.

"No creo que los políticos de Washington, la mayoría de ellos varones, deban tomar decisiones sobre la salud de las mujeres", afirmó Obama. "Las mujeres pueden tomar esas decisiones por sí solas".

Fue la primera mención del presidente al comentario de Mourdock en un acto proselitista. Su campaña también ha intensificado sus críticas a Romney por no retirar su apoyo a Mourdock, aunque el candidato republicano afirmó que disiente del comentario del candidato a senador.

Por su parte, Romney y sus colaboradores han tratado de eludir el tema. Mientras elegía un desayuno en un restaurante de Cincinnati el jueves por la mañana, Romney se negó a responder reiteradas preguntas sobre el comentario de Mourdock.

Ignorando las preguntas que le formulaban los reporteros a pocos metros de distancia, Romney prefirió posar para fotografías con el personal del restaurante y los comensales.

La encuesta de AP-GfK difundida el jueves muestra que las preferencias de los votantes están divididas prácticamente por partes iguales, con 47% favorable a Romney y 45% a Obama entre los votantes probables. El resultado está dentro del margen de error de 4,2%.

Aunque las encuestas nacionales muestran que la puja está reñida, Romney se esfuerza por superar a Obama en la marcha estado por estado para conseguir los 270 votos en el Colegio Electoral que necesita para la victoria. Romney tiene menos recursos para lograr ese objetivo ya que Obama empieza con más estados _y más votos en el Colegio Electoral_ a favor. La disputa se centra en solo nueve estados, donde las encuestas muestran competencia muy disputada: Ohio, Florida, Iowa, Nueva Hampshire, Virginia, Carolina del Norte, Colorado, Nevada y Wisconsin.

El presidente también se congratuló por el respaldo anunciado por el ex secretario de Estado, Colin Powell, un republicano que también lo apoyó en 2008.

En tanto, el candidato republicano a vicepresidente Paul Ryan estuvo en Virginia y el vicepresidente hizo una pausa para asistir a un servicio religioso para el ex senador demócrata George McGovern.

El presidente viajará el sábado a Nueva Hampshire y el lunes planea unirse al ex presidente Bill Clinton en una gira por tres de los estados más peleados: Florida, Ohio y Virginia.