26 de Sep de 2022

Internacional

Revuelo en Italia por condena a Berlusconi, acusado de fraude fiscal

El ex primer ministro italiano y magnate de las comunicaciones Silvio Berlusconi fue condenado este viernes a 4 años de cárcel por fraud...

El ex primer ministro italiano y magnate de las comunicaciones Silvio Berlusconi fue condenado este viernes a 4 años de cárcel por fraude fiscal en la adquisición de derechos televisivos para su imperio audiovisual Mediaset, una sentencia que fue reducida a un año gracias a una amnistía pero que provocó revuelo en la península.

Los abogados del magnate anunciaron que presentarán un recurso de aquí al 10 de noviembre, lo que automáticamente suspende la aplicación de la condena, pronunciada en primera instancia.

La dura sentencia fue pronunciada tan solo tres días después de que Berlusconi anunciara oficialmente su retiro de las elecciones legislativas de abril del 2013.

El tribunal de Milán (norte) dispuso también la prohibición a Berlusconi de ejercer cargos públicos durante los próximos cinco años, en vez de tres como se anunció inicialmente, precisó la misma fuente, que aclaró que de los cuatro años de condena tres han sido amnistiados.

Berlusconi fue juzgado por aumentar artificialmente el precio de los derechos de difusión de filmes, comprados por sociedades pantalla de su propiedad y vendidos a su imperio audiovisual Mediaset, un sistema que permitía al grupo reducir los beneficios en Italia y pagar menos impuestos.

Para ello el grupo habría organizado en el extranjero una contabilidad paralela, según los jueces, que iniciaron las investigaciones hace casi 10 años.

á La ira de Berlusconi áá"Ha sido un juicio político, increíble e intolerable", reaccionó Berlusconi, que tachó la condena de "intolerable ensañamiento judicial""No se puede seguir así. Con jueces como estos este país se vuelve bárbaro e insoportable, deja de ser una democracia", protestó.

"Se trata de una sentencia increíble, que contradice los resultados del proceso", denunciaron por su parte los abogados defensores Piero Longo y Niccoló Ghedini.

La condena es mayor inclusive a la que pidió la fiscalía, que era de 3 años y 8 meses de cárcel, ya que considera al ex primer ministro responsable de haber inventado el complejo sistema de transacciones para engañar al fisco italiano.

La acción de Mediaset perdió 3,11% al cierre de la sesión de este viernes en Bolsa.

Según el fiscal, Fabio De Pasquale, Mediaset "exageró" los costos de la compra de filmes, fijándolos en 368 millones de dólares entre 1994-1998, mientras entre 2001-2003 esa cifra descendió a 40 millones de euros.

"Berlusconi era en 1998 el jefe de la cadena de mando en el sector de los derechos televisivos", afirmó el fiscal, el cual pidió también la misma condena para el presidente actual de Mediaset, Fedele Confalonieri, brazo derecho del magnate de las comunicaciones, quien fue absuelto en cambio por el tribunal.

La justicia ordenó igualmente el pago de diez millones de euros por gastos procesales.

El juicio se inició hace seis años, y tras varias suspensiones, comenzó de nuevo en febrero pasado. Otros diez ejecutivos del grupo fueron juzgados.La condena recae en un momento delicado para el magnate de las comunicaciones y ex primer ministro, de 76 años, quien renunció justamente el miércoles pasado a presentarse como candidato en las elecciones del 2013 como jefe de gobierno de Italia, cargo que ocupó durante casi 10 diez años, una decisión que sonó casi como un adiós.

"Puro ensañamiento judicial", comentó indignado Angelino Alfano, su delfín en el partido por él fundado, Pueblo de la Libertad (PDL), mientras el diputado conservador Fabrizio Cicchito llegó a calificarla de "intento de homicidio político".Para el histórico adversario de Berlusconi, el ex juez anticorrupción Antonio Di Pietro, "tarde o temprano la verdad sale a flote" y "es bueno que los italianos y el mundo sepan que hay una sentencia en primer grado que considera a Berlusconi un delincuente", dijo.

á Un magnate con muchos líos judiciales áLos problemas judiciales de Berlusconi comenzaron en 1993, cuando decidió entrar en política y llegó a ser nombrado jefe de Gobierno.El tribunal de Milán (norte) lo acusó de corrupción, una acusación que terminó por obligarlo a renunciar al cargo siete meses después de su llegada al poder, en 1994.

Il Cavaliere, como suele ser llamado, se ha enfrentado a más de treinta procesos penales en los últimos 30 años.

Entre los casos más conocidos figura el caso de la Logia masónica P-2, por el que fue sentenciado en la década de los 80 a prisión y posteriormente amnistiado.

En la década de los 90 fue tres veces condenado en primera instancia por corrupción, falsos balances y financiación ilícita de partidos políticos.

Pero gracias a un ejército de abogados fue absuelto o el delito por el que era juzgado cayó en prescripción.

Una de las figuras más controvertidas y a la vez carismáticas de Italia, ya que concentra un enorme poder económico y político, fue tres veces primer ministro y protagonizó inéditos escándalos sexuales, judiciales y clamorosas metidas de pata internacionales.