Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Internacional

Alcaldía mexicana y ONG se enfrentan por captura de perros tras accidentes

La muerte de cuatro personas atacadas por perros en una zona boscosa de Ciudad de México enfrenta a la alcaldía, inmersa en una campaña ...

La muerte de cuatro personas atacadas por perros en una zona boscosa de Ciudad de México enfrenta a la alcaldía, inmersa en una campaña de captura, y a defensores de los animales, que en las redes sociales cuestionan la versión oficial.

La semana pasada, en dos episodios distintos, los cadáveres de un hombre de 16 años, dos mujeres de 26 y 15 años y un bebé de un año y ocho meses ocho meses fueron localizados en el Cerro de la Estrella, reserva ecológica localizada en el popular barrio de Iztapalapa, en el sureste de la megaurbe.

Desde entonces la fiscalía ha practicado necropsias y exámenes de distintos tipos que indican que las víctimas murieron por "desgarramiento con exposición de hueso, escoriaciones, amputación traumática, arrancamiento y machacamiento de miembros, características que corresponden a las provocadas por mordedura de canino", dijo la noche del martes en conferencia el fiscal Rodolfo Ríos.

Esas heridas "provocaron lesión de los paquetes vasculares a diferentes niveles que derivaron en hemorragia" lo que llevó finalmente a la muerte a las víctimas, añadió en la conferencia Felipe Takahashi, director del Instituto de Ciencias Forenses del Tribunal Superior del Distrito Federal.

"Todos los cuerpos presentaban lesiones similares" y en ninguno de ellos "se encontraron ningún tipo de lesión diferente a las producidas por perros", como las que podría provocar un arma punzocortante, de fuego o el estrangulamiento, aseguró Takahashi.

En Iztapalapa, donde al igual que en otros barrios populares abundan perros callejeros, la policía capturó a 25 animales, entre ellos siete cachorros, que deambulaban en esa zona ecológica y a los que señalan como posibles responsables del ataque.

Los animales y los cadáveres son estudiados por expertos de la Fiscalía para determinar exactamente cuáles participaron en el ataque a las cuatro víctimas.Pero las imágenes de los perros capturados y tras las rejas, la mayoría criollos de talla mediana y escaso peso, movilizó a los defensores de los animales que en las redes sociales exigen que sean liberados.

Emulando al movimiento estudiantil opositor #Yosoy132, surgido en la campaña presidencial mexicana de 2012, en Twitter "#Yosoycan26" se ha convertido en "trending topic" (tema popular) este martes en México, mientras que en Facebook hay al menos dos páginas relativas al tema.

"Lo que demandamos es que nos entreguen a los perros capturados y que se investigue si realmente fueron responsables del ataque", comentó a la AFP José Luis Carranza, del Frente Ciudadano pro Derecho Animal.

El fiscal dijo en la conferencia que los perros que no sean reclamados se entregarán en adopción a organizaciones de defensoras de animales que lo soliciten, aunque no precisó si eso incluye a los caninos que, de acuerdo a sus exámenes, resulten ser los agresores de las víctimas.

El diario Reforma publicó este martes en su página electrónica que un jóven identificó en las fotos de los perros capturados a su perro "Canelo" de dos años, al que perdió hace dos meses en el Cerro de la Estrella.

El joven acudió a la fiscalía para reclamarlo y declaró molesto a la prensa que su animal no sería capaz de agreder a nadie porque convivía pacíficamente con gallinas y pollos en su casa antes de extraviarse.

El Frente Ciudadano pro Derecho Animal, que aglutina a organizaciones defensoras de los animales, fue el promotor de una reforma en diciembre pasado en la capital mexicana que sanciona con multas el maltrato animal e incluso con la cárcel si se causa la muerte.

"No negamos que los cuerpos tengan mordeduras, pero no creemos que sean la causa de muerte. Los perros son 'carroñeros' y si ahí estaban ya (los cadáveres) bien pudieron haber ido a comerlos", añadió Carranza.

Familiares de dos de las víctimas, una pareja de adolescentes, manifestaron sus dudas sobre la versión de la fiscalía de que la muerte fuera producto del ataque de los perros.

En declaraciones al diario mexicano Milenio, los hermanos de dos fallecidos aseguraron que el hombre "tenía un corte en la oreja y la herida fue realizada por un objeto punzocortante", mientras que la mujer "tenía varios moretones y las huellas eran semejantes a las que produce un apretón de dedos".

En los próximos días las autoridades sanitarias iniciarán en Iztapalapa una campaña de esterilización de perros que se extenderá por toda la ciudad.

Según el secretario de Salud de la capital, Armando Ahued, anualmente se atiende un promedio de 1.000 casos de mordeduras "serias que requieren de cirugía plástica y reconstructiva".

Pero esta cifra es considerada reducida por las autoridades sanitarias dada la población de la franja urbana de la capital mexicana, de unos 20 millones de personas, y donde según un estudio realizado en 2008 hay unos tres millones de perros abandonados.