Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Internacional

ONU readmite a Bolivia en Convención Antidrogas con su reserva sobre coca

La ONU readmitió el viernes a Bolivia en su Convención de Viena sobre drogas con la inclusión de la reserva al masticado de la coca exig...

La ONU readmitió el viernes a Bolivia en su Convención de Viena sobre drogas con la inclusión de la reserva al masticado de la coca exigida por el país sudamericano, luego de que venciera el periodo de objeciones a esa solicitud.

"La secretaría general ha aceptado la solicitud hoy, 11 de enero de 2012, del instrumento de admisión de Bolivia con su reserva", señaló un comunicado enviado a la AFP en Nueva York por un portavoz de la ONU.

"De los 183 Estados que han ratificado a firmado la convención, 15 objetaron la reserva de Bolivia (Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, Italia, Canadá, Francia, Alemania, Rusia, Holanda, Israel, Finlandia, Portugal, Irlanda, Japón y México)", agrega el texto.

La convención volverá a regir para Bolivia a partir del próximo 10 de febrero, precisa el comunicado.

La Paz denunció en junio de 2011 la Convención de 1961 sobre drogas y estupefacientes, por considerar que este acuerdo le obligaba a proscribir el mascado de coca, una práctica ancestral en el país y común en indígenas y obreros.

Seis meses después su presidente Evo Morales pidió la readmisión del país con su veto a la prohibición.

Durante 2012, de acuerdo a normas de la Junta Internacional de Estupefacientes (JIFE) de la ONU, los países miembros de ese organismo internacional debieron pronunciarse sobre el pedido boliviano, plazo que concluyó el lunes.Se necesitaba al menos un tercio de los 183 países miembros de la Organización (es decir unos 62) para rechazar la posición del país andino.

Según la ONU, en Bolivia hay 27.200 hectáreas de coca.

El gobierno boliviano sólo reconoce 12.000 hectáreas.Bolivia realiza esfuerzos desde la década del 80 del siglo pasado para reducir sus cultivos excedentarios de la hoja, mientras que Evo Morales, líder de los cocaleros, emprende acciones oficiales para su industrialización.

Especialmente las etnias quechua y aymara utilizan las hojas de coca para el masticado que, dicen, mitiga el hambre, la sed y el cansancio.

Mientras aguardaban esta decisión con expectativa, varios sindicatos de cocaleros, aliados del presidente Morales, anunciaron para el próximo lunes una jornada de 'pijcheo' masivo (masticado en idioma quechua) en varias ciudades del país.

La ONG estadounidense WOLA (Washington Office on Latin America), de promoción de los derechos humanos, la democracia y la justicia social, fue una de las primeras en reaccionar a la noticia de la readmisión y celebró la "merecida victoria" de Bolivia respecto a la hoja de coca.

La readmisión "representa la exitosa conclusión de un arduo proceso en el cual Bolivia ha tratado de reconciliar sus obligaciones correspondientes a tratados internacionales, con su Constitución promulgada en 2009, la cual le obliga a defender la hoja de coca como parte del patrimonio cultural del país", señaló WOLA en un comunicado.

WOLA recuerda de todos modos que "la reserva se aplica únicamente al territorio boliviano, y sigue estando proscrita internacionalmente la exportación de la hoja de coca".