Temas Especiales

31 de May de 2020

Internacional

Perú cierra Camino Inca que conduce a Machu Picchu debido a lluvias

Perú cerrará el mes de febrero el Camino Inca, vía pedestre que conduce a la histórica ciudadela Machu Picchu (sureste), debido a fuerte...

Perú cerrará el mes de febrero el Camino Inca, vía pedestre que conduce a la histórica ciudadela Machu Picchu (sureste), debido a fuertes lluvias que ponen en peligro la vida de turistas, informó el jueves el Ministerio del Ambiente en su cuenta de Twitter.

"Ante las condiciones climáticas que se presentan en la región Cusco por la temporada de lluvias, la jefatura del Santuario Histórico de Machu Picchu determinó el cierre del Camino Inca", señaló la autoridad encargada de cuidar la zona en su cuenta de la red social.

Las autoridades peruanas subrayaron que el cierre forzoso tiene como meta "salvaguardar la integridad de la vida y la salud de los visitantes y usuarios de la red de Caminos Inca" a Machu Picchu.

El cierre se prolongará durante todo el mes de febrero y es una medida que se aplica cada año en las temporadas de lluvia, cuando las precipitaciones son intensas y pueden provocar deslizamientos de tierra que ponen en riesgo la seguridad de los guías de turismo y los visitantes.

El tramo del Camino Inca que permanecerá cerrado es el que parte desde Cusco, la antigua capital inca, rumbo a Machu Picchu, a poco más de 100 kilómetros de distancia. Ese trecho se recorre en cuatro días por senderos empinados y rocosos que datan del siglo XV.

Machu Picchu es la joya de la corona del turismo peruano, y se ubica en lo alto de una montaña de 2.000 metros protegida por una espesa vegetación que hace imposible divisarla desde el llano.

El Camino Inca (Qhapaq Ñan, en quechua, la lengua de los incas) tiene una extensión total de 40.000 km y une a Perú, Chile, Colombia, Ecuador, Argentina y Bolivia.

En Perú tiene 25.000 km.Según los historiadores, el Camino Inca tenía cada 7 km un pukara (puesto fortificado) que ejercía control del movimiento de los transeúntes, y cada 21 km había un tambo (posada) para que el Inca y su séquito descansase y se abasteciese de comida y agua.

El camino también servía para el rápido desplazamiento del ejército en época de guerra.