Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Internacional

Hinchas de Corinthians protestan ante Consulado de Bolivia en Sao Paulo

Decenas de hinchas del popular club brasileño Corinthians realizaron este sábado una protesta frente al consulado de Bolivia en Sao Paul...

Decenas de hinchas del popular club brasileño Corinthians realizaron este sábado una protesta frente al consulado de Bolivia en Sao Paulo (sureste) para exigir la liberación de 12 colegas, detenidos en ese país por la muerte accidental de un joven durante un partido de la Copa Libertadores de América.

Unos 60 simpatizantes del club paulista también mantuvieron un minuto de silencio en memoria de Kevin Beltrán, el boliviano de 14 años de edad, muerto por una bengala disparada por un fan brasileño durante el partido del Corinthians como visitante contra San José (1-1), en la ciudad boliviana de Oruro (230 km al suroeste de La Paz) en febrero.

Bajo la atenta mirada de la policía, los manifestantes se congregaron fuera del consulado, cantando "Queremos justicia" y exhibieron pancartas en las que se pedía la liberación de sus "12 inocentes" colegas.

El domingo pasado, un seguidor de 17 años de edad, Corinthians asumió la responsabilidad de la muerte accidental de Beltrán durante el empate 1-1 en Oruro.A raíz del incidente, la policía boliviana detuvo a 12 hinchas del Corinthians en esa localidad.La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) también ordenó a Corinthians jugar sus partidos de la Copa Libertadores como local a puerta cerrada hasta nuevo aviso.

También estableció que los aficionados del club paulista compren entradas para partidos fuera de casa.

La Fiscalía boliviana investiga a dos supuestos autores de haber lanzado la bengala directamente a las tribunas del club rival y a otros dos cómplices del hecho, quienes permanecen hace diez días en una cárcel de Oruro.

La autoincriminación en Sao Paulo de un joven inimputable ante la ley y que no podría ser condenado ni extraditado por la muerte fue desestimada en Bolivia por la fiscal Abigail Saba.

En caso de ser encontrados culpables, los brasileños arriesgan penas de 5 a 20 años de cárcel, según la ley boliviana.