Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Internacional

Haití: ¿Reconstrucción o política?

Uno de los barrios de emergencia más grandes de Haití, una vasta extensión de casuchas de bloques de hormigón a lo largo de las laderas...

Uno de los barrios de emergencia más grandes de Haití, una vasta extensión de casuchas de bloques de hormigón a lo largo de las laderas de las montañas de la capital, está recibiendo una capa de pintura psicodélica que es mitad arte y mitad homenaje.

Trabajadores municipales comenzaron este mes a pintar las fachadas de los edificios en el barrio de Jalousie con un arco iris de púrpura, anaranjado, verde lima y crema, inspirado en las obras del reconocido pintor local Prefete Duffaut, fallecido el año pasado.

Se trata de una iniciativa valuada en 1,4 millones de dólares llamada "Belleza contra la Pobreza: Jalousie en Colores" y es parte de un proyecto del gobierno que contempla la reubicación de las personas que todavía viven en campamentos para desplazados por el terremoto del 2010. Los damnificados de algunos de los principales campamentos que surgieron luego de la tragedia para albergar a personas que se habían quedado sin techo reciben subsidios para pagar un año de alquiler si se instalan en barrios como Jalousie. El gobierno está tratando de mejorar estos barrios y de ofrecer nuevos servicios.

"No queremos una réplica de Coconut Grove ni de South Beach", expresó Clement Belizaire, director de programa de reubicación en viviendas del gobierno, aludiendo a exclusivos barrios de Miami. "El objetivo es tener un barrio modesto pero decente, donde los residentes se sientan orgullosos de ser de allí".

Si bien la mayoría de los 45.000 residentes ven con buenos ojos esta campaña para embellecer Jalousie, hay quienes dicen que el proyecto es tan solo un nuevo ejemplo de las mejoras cosméticas que adelanta un gobierno que no ha hecho mucho por mejorar las vidas de los haitianos.

"Es pura apariencia, dan la sensación de que hacen algo, pero en realidad no están haciendo nada", se quejó el senador Moise Jean-Charles, severo crítico del presidente Michel Martelly y quien sostiene que al dinero se le podría dar mejor destino.

Otros se preguntan por qué eligieron a Jalousie para el embellecimiento, aunque el gobierno dice que planea realizar campañas similares en otros barrios de emergencia de la capital.

Jalousie se distingue del resto por el hecho de que ocupa unas laderas visibles desde el distrito de Petionville, donde vive gente acaudalada, y algunos se aventuran a decir que el barrio está siendo embellecido más para mejorar el panorama que se observa desde los hoteles caros de Petionville que para ayudar a los residentes.

Belizaire dice que le encanta la controversia porque le da visibilidad al proyecto, el cual considera un logro del gobierno que va a beneficiar a los residentes de Jalousie.

La gente se sienta en su balcón, toma cerveza o fuma un cigarrillo con Puerto Príncipe a sus pies y hace una vida llena de colores", manifestó Belizaire sentado en su oficina.

Jalousie es uno de varios barrios de emergencia que han surgido en tiempos recientes en las colinas de Puerto Príncipe en vista de que el gobierno no ofrece viviendas accesibles ni servicios básicos. Muchas viviendas se desmoronan por la ladera todos los años durante la temporada de lluvias.

La división de clases llegó a las calles el año pasado cuando más de un millar de personas de Jalousie protestaron en el centro de Puerto Príncipe. Apedrearon un hotel de lujo y criticaron a los haitianos ricos, amenazando con quemar Petionville si el gobierno cumplía su amenaza de demoler sus viviendas. Las autoridades querían derribar las casas próximas a un barranco para llevar a cabo un proyecto para proteger de las inundaciones. Durante la época de lluvias fuertes, las rocas que caen del barranco bloquean la entrada a una escuela privada para hijos de diplomáticos y de haitianos ricos.

La demolición no se llevó a cabo.

En la actualidad la gente de Jalousie dice que hubo un "malentendido" y habla de la iniciativa con orgullo.

"Es algo hermoso. Jalousie ya no es la misma", afirmó Resilia Pierre, un ama de casa de 53 años, mientras esperaba en un pozo para comprar agua. "No podemos hacerlo nosotros porque no tenemos los medios. Quisiera agradecer a quienes lo hicieron".

El objetivo del gobierno es pintar 1.000 viviendas y otros edificios.

Trabajadores contratados por tres firmas comenzaron hace dos semanas a decorar las fachadas de los edificios. Pintan con colores brillantes usando rodillos y subiéndose en endebles escaleras. Se supone que el proyecto tomará unos seis meses.

Duffaut, uno de los pintores más famosos de Haití, nació en el sur del país en 1923. Estudió en el Centre D'Art a fines de la década de 1940 y su trabajo ha sido exhibido en museos de todos el mundo, lo que ha sido motivo de orgullo nacional.

Si bien el proyecto de Jalousie puede haber sido inspirado por Duffaut, cuando esté terminado habrá que apelar a la imaginación para ver las ciudades psicodélicas en el cielo que imaginó el pintor, con su brillante colorido y planos surreales que parecen sostenerse en el aire.

Lo que tendrán los residentes del barrio en la montaña es un montón de colores y un amor por el arte.

"La gente de Jalousie", dijo Jamesson Misery, coordinador del proyecto que vive en el barrio, "planeamos homenajear a Prefete".