Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Internacional

Paraguay: coros religiosos son atractivo turístico

En cada pueblito católico del interior y del área metropolitana de Paraguay aparece en Semana Santa un coro de varones adultos actualme...

En cada pueblito católico del interior y del área metropolitana de Paraguay aparece en Semana Santa un coro de varones adultos actualmente convertido en atractivo turístico que no canta baladas, salsa, rancheras, cumbia, bachatas ni tango sino cantos lúgubres mientras sus integrantes caminan hacia el simbólico calvario de Jesús instalado en el jardín de los templos.

El laico Roque González, quien abandonó el seminario luego de diez años de estudios religiosos, dijo en entrevista con The Associated Press que "ese coro que interpreta lamentaciones es conocido como Los Estacioneros integrados por doce individuos que replican a los apóstoles; van quedándose en 14 estaciones o paradas, rememorando el itinerario de Jesucristo hacia el sitio en donde quedó crucificado".

"Las letras son muy tristes pero la creatividad popular, con más de doscientos años de vigencia en Paraguay, se une de esta manera al sacrificio de Jesús", añadió.

Advirtió que, aparentemente, "en la actualidad tienen inusitado destaque estos grupos tal vez como efecto-rebote de la designación de un argentino como Papa".

Paraguay, sin costas al mar, se encuentra en el medio de Argentina, Brasil y Bolivia.

González afirmó que los coros surgieron en zonas evangelizadas por la congregación de Los Franciscanos "porque en el sur del país en donde hicieron su tarea religiosa los jesuitas no existen Estacioneros".

Para Luis Szaran, director de la orquesta sinfónica de Asunción y autor del Diccionario de la Música del Paraguay, "son conocidos, además, como Pasioneros por ser cantos plañideros, tristes y llenos de dolor; tienen influencia de la música española, con acentos y giros melódicos locales, con textos bilingüe: español-guaraní".

Cristino Peralta, otro laico pero del norteño departamento de San Pedro, el más pobre de Paraguay, a unos 340 kilómetros de Asunción, en donde ofició de obispo diocesano durante diez años el ex presidente Fernando Lugo, dijo a la AP que los coros "tienen mucha aceptación entre la feligresía".

"Los varones se visten totalmente de blanco, llevan un gorro negro con la cruz bordada o pintada adelante, una cinta de color violeta cruza el pecho de cada uno en posición de bandolera, sostienen en sus manos una candela y cantan de memoria las canciones, sin acompañamiento de ningún instrumento", relató.

El ministerio de Turismo declaró de interés nacional las celebraciones de Semana Santa en algunos lugares como las que se cumplen en la ermita San Jerónimo, en un barrio de Asunción; y en Tañarandy, a unos 220 kilómetros al sur.