Temas Especiales

24 de May de 2020

Internacional

Condenan a policías a 624 años de prisión por masacre de Carandirú

Veinticinco policías fueron condenados este sábado a 624 años de prisión cada uno por estar involucrados en la matanza en la cárcel de ...

Veinticinco policías fueron condenados este sábado a 624 años de prisión cada uno por estar involucrados en la matanza en la cárcel de Carandirú en 1992, que dejó 111 prisioneros muertos en la mayor tragedia carcelaria en la historia de Brasil.

El juicio que se extendió por una semana es la segunda parte de un proceso que fue dividido en cuatro, para juzgar en total a 79 policías militares por la muerte de los prisioneros.A este grupo de policías se le responsabiliza por el fallecimiento de 52 presos.

Las cuatro partes del juicio corresponden a las muertes registradas en cada piso de esta prisión de Sao Paulo el 2 de octubre de 1992, cuando un operativo policial para contener una riña entre presos desembocó en una rebelión.

La acusación asegura que los presos fueron ejecutados, mientras la contraparte señala que los policías dispararon en legítima defensa, porque estaban siendo amenazados y agredidos por los prisioneros amotinados.Todos los policías que participaron en la acción resultaron ilesos.

Otros 87 prisioneros quedaron heridos.El proceso, que se inició en abril, tardó más de dos décadas en realizarse porque inicialmente estaba en la justicia militar y luego pasó a la esfera de la justicia ordinaria. Una serie de recursos presentados por los reos a lo largo de los años también demoró su comienzo.

En abril, en la primera parte del juicio, 23 policías fueron condenados a 153 años de cárcel cada uno, por la muerte de 13 presos.Hasta antes de que se iniciara el juicio sólo había sido procesado un acusado por esta masacre: el coronel que comandó la operación, Ubiratan Guimarães, que en 2001 fue condenado a 632 años de prisión por las muertes, pero más tarde apeló el fallo y fue absuelto.

Guimarães, también exdiputado estatal, fue hallado muerto en 2006 con un tiro en el pecho en su apartamento de Sao Paulo.El penal de Carandirú era en la época el mayor presidio de América Latina con unos 8.000 prisioneros.