Temas Especiales

29 de May de 2020

Internacional

Periodista estadounidense critica la ley antigay en televisión estatal rusa

En directo en la televisión pública rusa en lengua inglesa RT, el periodista estadounidense James Kirchick lanzó una violenta crítica c...

En directo en la televisión pública rusa en lengua inglesa RT, el periodista estadounidense James Kirchick lanzó una violenta crítica contra la ley que prohíbe la "propaganda" homosexual ante menores, promulgada por el presidente Vladimir Putin y que prevé multas y penas de prisión.

Kirchick, abiertamente homosexual, señaló que no podía "mantenerse en silencio ante el mal", en referencia a esa ley, durante un programa de la televisión rusa al que había sido invitado para comentar la condena del soldado estadounidense Bradley Manning a 35 años de prisión por filtrar miles de documentos a Wikileaks.

"No me interesa nada hablar de Bradley Manning, quiero hablar de la horrible atmósfera de homofobia", señaló Kirchick, interrumpido por la presentadora que le preguntaba sobre Manning.

En su cuenta Twitter, la jefa de redacción de RT, Margarita Simonya, calificó este jueves al periodista como "trol", término utilizado en la jerga de Internet para designar a una persona que interviene para alimentar artificialmente una polémica.

"La próxima vez le invitaremos para discutir sobre los derechos de los gays, pero ahora hasta luego", apuntó Simonya.El actor británico Stephen Fry, abiertamente gay, alabó la intervención de Kirchick.

"Realmente magnífico! Claro, apasionado, valiente, exactamente lo que se necesitaba", dijo en su cuenta Twitter el actor británico, quien instó con anterioridad a un boicot de los juegos olímpicos de invierno, prevista en la ciudad rusa de Sochi en febrero de 2014.

La ley rusa que prohíbe la "propaganda" homosexual ante menores, calificada de discriminatoria por muchos defensores de los derechos humanos, provocó varias llamadas al boicot de los juegos olímpicos de Sochi, por temor de los militantes de que esta ley sea utilizada para reprimir a los homosexuales.