Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Internacional

Víctima de porno infantil inicia pleito

Una víctima de pornografía infantil, basándose en una ley que lleva su nombre, inició una demanda para reclamar al menos 150.000 dólares...

Una víctima de pornografía infantil, basándose en una ley que lleva su nombre, inició una demanda para reclamar al menos 150.000 dólares cada uno a su padre y otros 13 hombres encarcelados y cualquier otra persona que haya mirado las fotos explícitas tomadas por aquél.

La "Ley Masha" lleva el nombre de Masha Allen, una huérfana rusa adoptada a los cinco años por Matthew Mancuso, un millonario de Pittsburgh divorciado. Mancuso está preso por tomar y subir al internet 200 imágenes sexualmente explícitas de la niña que, según las autoridades, han sido vistas millones de veces en la red.

El FBI buscó la identidad de la niña conocida como la "Nena de Internet" o la "Nena de Disney World" y halló a Masha en 2003, cuando tenía 10 años. Ahora tiene 20 y ha cambiado su nombre para recuperar algo de intimidad luego de declarar ante el Congreso.

"¿Por qué nadie vino a ver cómo estaba?", preguntó durante su declaración ante una subcomisión del Congreso, de acuerdo con la transcripción.

La demanda colectiva, incoada el viernes en Filadelfia bajo el nombre Jane Doe (Anónima) está dirigida contra médicos y otros profesionales como Mancuso, que poseen bienes embargables. Todos los acusados mencionados están presos, cumpliendo penas por explotarla.

El Departamento de Justicia ha acusado a más de 2.300 personas por el solo hecho de ver las fotos. Ella recibe una notificación cada vez que se suma a alguien a la lista.

"Si uno entra en los archivos del tribunal y lee sobre las imágenes que estas personas descargaban y contemplaban con placer, es algo aterrador y deprimente", dijo Leighton Moore, un abogado de Atlanta que representa a la joven. "Había empleados de guarderías. Había bomberos y policías".

Moore no quiso hablar de su representada, si estudia o trabaja.

"Es fácil imaginar que las experiencias que ha sufrido dejan huellas", dijo.

Mancuso, un ingeniero de unos 45 años, quiso adoptar una niña de entre cuatro y seis años para compensar la relación tensa con su hija adolescente, según la transcripción de la audiencia legislativa. Violó reiteradamente y abusó de Masha, filmando las sesiones, incluso durante viajes a Disney World.

Mancuso purga una condena federal de 15 años por pornografía infantil. Todavía debe ser sentenciado por un tribunal estatal por violación e incesto cuando termine esa condena.