Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Internacional

Empresa FCC vendió 51% de su división Energía para saldar deudas

La empresa española de construcción y servicios FCC, muy endeudada, anunció este lunes la venta del 51% de su división Energía al fondo...

La empresa española de construcción y servicios FCC, muy endeudada, anunció este lunes la venta del 51% de su división Energía al fondo de inversiones Plenium Partners. La facción panameña de la constructora está involucrada en 14 proyectos en todo el país.

"Esta operación supone reducir la deuda financiera neta del Grupo en 763 millones de euros", precisó en un comunicado FCC, que recibirá 8 millones de euros a la firma de la venta.Asimismo, el grupo se beneficiará de las eventuales ventas de activos en esta división, al recibir un 74,5% de las posibles plusvalías.

Plenium Partners es un fondo de inversiones creado en 2007 en Madrid.Una de las prioridades de FCC en su plan estratégico, dado a conocer en marzo, era liberarse de su actividad en el sector de la energía.

"El área de Energía de FCC era propietaria de 14 parques eólicos que suman una potencia instalada de 421,8 MW, dos plantas termosolares con 100 MW y dos fotovoltaicas con 20 MW", indicó el grupo. La venta incluye el total de estos activos.

Con la venta de la mayor parte de esta división, FCC señaló que cumple dos de los objetivos fijados en su plan. Por un lado, "poner el foco del Grupo en las actividades de servicios medioambientales, agua e infraestructuras" y, por el otro, "la reducción de la deuda financiera por debajo de 5.000 millones de euros".

La deuda de la empresa se situaba a finales de septiembre en 6.577 millones de euros. A finales de 2012, este montante era de unos 7.000 millones de euros.Debido a esta situación difícil, FCC anunció recientemente un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que incluía la supresión de 875 puestos de trabajo de los 3.000 con los que cuenta el departamento de Construcción en España.

Seis meses antes tuvo lugar otro plan que suprimió más de 800 puestos.El grupo registró en los primeros nueve meses del año un pérdida neta de 674,6 millones de euros y un beneficio de 40,1 millones.

En 2013, la empresa tuvo que hacer frente a la quiebra de su filial austríaca Alpine. FCC, como el resto de constructores españoles, busca depender menos de su país de origen, inmerso en la crisis tras la explosión de la burbuja inmobiliaria en 2008.