30 de Nov de 2021

Internacional

Punto muerto entre el OIEA e Irán sobre las inspecciones del programa nuclear

Rafael Grossi: "Las conversaciones fueron correctas y profesionales. Pero no llegamos a ningún acuerdo. Pero debemos llegar a un acuerdo"

Punto muerto entre el OIEA e Irán sobre las inspecciones del programa nuclear
Rafael Grossi, director general del OIEA, en el discurso de apertura de la reunión de invierno de la Junta de Gobernadores del organismo que se celebra en Viena.EFE/EPA/CHRISTIAN BRUNA

A cinco días del reinicio de las negociaciones para recuperar el pacto nuclear con Irán, las relaciones entre la agencia atómica de la ONU y Teherán se encuentran en un punto muerto ante la negativa iraní de restablecer las inspecciones a su nivel habitual.

"Estamos cerca de un punto en el que no estaré en condiciones de garantizar una continuidad de conocimiento" acerca de las actividades nucleares en Irán, advirtió este miércoles el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi.

El responsable del organismo que vela por la seguridad nuclear en el mundo estuvo el martes pasado en Teherán para negociar con el Gobierno iraní el retorno a un exhaustivo régimen de inspecciones, incluyendo controles sorpresa.

Para poder seguir de alguna forma las inspecciones, Irán accedió en febrero pasado a que el OIEA instale cámaras y otros equipos de vigilancia, cuyas grabaciones podrán ser estudiadas una vez que se haya restablecido el acuerdo atómico conocido como JCPOA (por sus siglas en inglés).

CONVERSACIONES SIN ACUERDO

"Las conversaciones (del martes) fueron correctas y profesionales, eso es una cosa. Pero no llegamos a ningún acuerdo. Pero debemos llegar a un acuerdo", aseveró Grossi en rueda de prensa en Viena.

Los 35 países miembros de la Junta de Gobernadores del OIEA, el órgano ejecutivo del organismo, iniciaron hoy en la capital austríaca una reunión de tres días, dominada una vez más por el conflicto en torno al programa nuclear de Irán.

El OIEA advierte desde hace meses de que sus inspectores no tienen el acceso necesario en Irán para garantizar la verificación de las actividades nucleares.

"Sabemos cuáles son los asuntos. En particular, quiero restablecer las capacidades de monitoreo y verificación que necesitamos, instalar cámaras y mantener los equipos. Esto es muy importante. Necesitamos hacerlo", explicó Grossi.

MÁS URANIO DEL PERMITIDO

El OIEA destacó en un reciente informe que la República Islámica está produciendo cada vez más uranio enriquecido a una pureza muy superior a la permitida en el acuerdo de 2015.

En lugar de los 300 kilos estipulados como máximo, los iraníes ya disponen de casi 2.500 kilos de ese material, de uso tanto civil como militar.

Además, ha enriquecido ese uranio a diferentes purezas, del 2 %, 5 %, 20 % y hasta el 60 %, un nivel ya cercano al 90 %, necesario para la construcción de armas nucleares.

En el JCPOA, Irán se comprometía a una serie de importantes limitaciones de sus actividades atómicas, a cambio del levantamiento de todas las sanciones en su contra.

Estas fueron sin embargo restablecidas por EEUU en 2018 al anunciar su abandono el acuerdo.

Irán empezó un año más tarde a incumplir sus obligaciones, como la producción de uranio enriquecido y la notable reducción de acceso de los inspectores del OIEA.

Los inspectores critican además que no reciben respuestas de Irán sobre la naturaleza de trazas radiactivas de origen artificial en al menos tres instalaciones que no habían sido declaradas como relacionadas con el programa nuclear.

Esta falta de transparencia podría acabar siendo una violación del acuerdo de salvaguardas (controles) que Teherán ha firmado con el OIEA.

REINICIO DE LAS NEGOCIACIONES

Viena tiene previsto acoger el próximo lunes el reinicio de las negociaciones para intentar restaurar el JCPOA, en las que estarán delegaciones de Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, mientras EEUU participará de forma indirecta.

Las conversaciones fueron interrumpidas en junio tras la victoria electoral del ahora presidente iraní, el ultraconservador Ebrahim Raisí, quien exige que EEUU levante todas las sanciones contra su país.

Estados Unidos, ahora bajo el presidente demócrata Joe Biden, desea volver al JCPOA, pero para ello exige que Irán cumpla todas las limitaciones del acuerdo, mientras que Teherán exige que se eliminen las sanciones en su contra.

Para no poner en peligro las nuevas negociaciones, la Junta del OIEA no tiene previsto aprobar esta semana ninguna resolución que critique o condene a Irán.