09 de Ago de 2022

Internacional

El Parlamento de Sri Lanka amplía otro mes el estado de emergencia en el país

El estado de emergencia tiene que contar con el visto bueno del Parlamento en un plazo máximo de dos semanas desde su proclamación.

Imagen de archivo del Parlamento de Sri Lanka
Imagen de archivo del Parlamento de Sri LankaEFE

El Parlamento ceilandés ha aprobado este miércoles extender otro mes el estado de emergencia declarado por Ranil Wickremesinghe cuando era presidente interino del país y a pesar de la oposición de manifestantes y las principales fuerzas opositoras.

La regulación ha salido adelante con el voto a favor de 120 diputados y 63 votos en contra, mientras que 41 diputados se han ausentado, según ha informado el diario 'Daily Mirror'. La declaración emitida por Wickremesinghe el pasado 17 de julio buscaba "reforzar la protección de la población" y "garantizar la seguridad" en plena ola de protestas.

La declaración fue emitida después de que el ahora expresidente Gotabaya Rajapaksa abandonara el país para viajar a Malasia, donde su presencia suscitó críticas por parte de la población, que mostró su apoyo al pueblo ceilandés.

El estado de emergencia tiene que contar con el visto bueno del Parlamento en un plazo máximo de dos semanas desde su proclamación. En caso contrario, debe ser retirado. La declaración permite un mayor despliegue de las fuerzas de seguridad para mantener y restablecer el orden ante fuertes protestas.

No obstante, el principal partido oposición, el Partido de los Pueblos Unidos, ha condenado la medida y ha señalado que dichos poderes "son mal utilizados para tomar medidas contra los manifestantes".

Los miembros de la coalición gubernamental han defendido la medida y han insistido en que algunos manifestantes se han visto involucrados en actos de violencia y daños contra la propiedad privada y dependencias gubernamentales.

Las protestas contra Rajapaksa se fueron intensificando durante meses ante el fracaso del Gobierno a la hora de hacer frente a la grave crisis económica, lo que ha provocado escasez de gas, petróleo y medicamentos, entre otros.