06 de Dic de 2022

Internacional

El rey Carlos III reestablece “la promesa de servicio” de su madre la reina Isabel II

El rey Carlos III da su primer discurso como rey tras el fallecimiento de su madre el jueves de septiembre en el que da tributo a la reina Isabel

Rey Carlos
El rey Carlos III llega al Palacio de Buckingham en Londres el 9 de septiembre de 2022. EFE/EPA/NEIL HALL

El rey Carlos III ofrece un poderoso y emotivo tributo a su madre la reina Isabel II este viernes 9 de septiembre, tras su fallecimiento el día anterior en el Castillo de Balmoral, Reino Unido en su primer discurso tras asumir el cargo de jefatura de Estado.

Vestido con traje negro y corbata, el monarca, con tono triste, puntuó su discurso mientras rendía homenaje a su madre, quien murió el jueves después de 70 años como el miembro con más tiempo de servicio en la familia real británica.

“Hoy les hablo con sentimientos de profundo dolor” así comienza su discurso el cual fue pregrabado en el Salón Azul del Palacio de Buckingham en Londres, Inglaterra. El monarca recalcó los logros de su madre, y su amor por la gente que representó por más de 70 años: “Le debemos la deuda más sentida que cualquier familia podría tener con su madre por su amor, cariño, guía, comprensión y ejemplo” expresó.

"La reina Isabel tuvo una vida bien vivida, una promesa con el destino cumplida. Ahora es llorada en el momento de su muerte. Yo renuevo hoy esa promesa a todos de servicio a lo largo de toda la vida", dijo el monarca añadiendo el inmenso dolor que como familia y como nación, se siente el día de hoy a todos los países que la reina representaba.

“En 1947, en su cumpleaños número 21, prometió en una transmisión desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica) a la Commonwealth, dedicar su vida, ya sea por poco o largo tiempo, al servicio de su pueblo. Ahora para nosotros, más que una promesa, fue un profundo compromiso personal que definió toda su vida” dijo el rey Carlos III.

"Como la propia reina hizo con devoción inquebrantable, yo también me comprometo ahora para el resto del tiempo que Dios me conceda a defender los principios constitucionales en el centro de nuestra nación", expresó.

El rey Carlos III quiso atar varios cabos sueltos sobre el carácter de su reinado, comenzando por su compromiso con los principios constitucionales.

A su izquierda lo acompañaba una fotografía de la reina Isabel II y su familia, en la que el monarca mira a uno por uno, comenzando por su esposa, la reina Camila quien demoro en ganarse el cariño de los ciudadanos británicos al haber sido amante del entonces príncipe Carlos mientras él estaba casado con Diana de Gales.

"Cuento con la ayuda amorosa de mi querida esposa Camila. En reconocimiento de su leal servicio público desde nuestra boda hace 17 años, se convierte en mi reina consorte. Sé que ella aportará a su nuevo rol la devoción firme al deber de la que he llegado a depender tanto", aseguró.

En alusión a su nuevo heredero, William, se mostró "orgulloso" de nombrarle príncipe de Gales, el mismo título que él sostuvo hasta el fallecimiento de la reina.

"Con Kate a su lado -dijo- nuestros nuevos príncipe y princesa de Gales seguirán inspirando y dirigiendo nuestros debates nacionales".

Por último, menciona al menor de sus hijos Harry, con quien según la prensa británica se halla enfrentado. "Expreso mi amor por el príncipe Harry y Meghan, mientras siguen construyendo sus vidas en el extranjero".