Temas Especiales

22 de Jan de 2021

América

Atrapan al más buscado

BOGOTÁ. El narcotraficante colombiano Daniel Rendón Herrera, alias “Don Mario”, llegó ayer a la base militar de Bogotá en un avión de l...

BOGOTÁ. El narcotraficante colombiano Daniel Rendón Herrera, alias “Don Mario”, llegó ayer a la base militar de Bogotá en un avión de la Policía Nacional que lo trasladó desde la norteña región de Urabá, donde fue detenido horas antes.

Desde allí, “Don Mario” fue trasladado a los calabozos de la Dirección de la Policía Judicial, en la capital colombiana, en un vehículo blindado y rodeado por fuertes medidas de seguridad.

Esta es la primera imagen que se obtuvo ayer de “Don Mario”, el hombre más buscado de Colombia y el principal narcotraficante del país, según reconocen tanto el Gobierno como la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA).

El capo de la droga afronta once causas criminales por los cargos de concierto para delinquir como paramilitar, narcotráfico y homicidio.

“Don Mario” fue arrestado ayer en la zona rural de Necoclí, localidad caribeña del departamento de Antioquia, durante una operación en la que participó más de medio millar de policías.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, y el director general de la Policía, general Óscar Naranjo, ofrecieron una rueda de prensa para explicar los detalles del operativo por el que fue arrestado “Don Mario”.

TRES MIL ASESINATOS

El narcotraficante Daniel Rendón Herrera, alias “Don Mario”, capturado ayer en el norte de Colombia, cometió en los últimos 18 meses 3,000 asesinatos en su afán de controlar territorio, dijo el director general de la Policía, Oscar Naranjo.

“Este individuo, por lo que hemos podido ver en este proceso de búsqueda, tiene relaciones con el narcotráfico desde hace décadas”, indicó Naranjo.

Según el jefe policial, “Don Mario” tenía alianzas con otros capos de la droga que siguen operando en Colombia, en concreto con Pedro Oliveiro Guerrero, alias “Cuchillo”.

“Estamos ante un narcotraficante responsable además de haber llevado a cabo una oleada de violencia en los últimos 18 meses con cerca de 3,000 homicidios”, aseveró el general.

Naranjo hizo esta aclaración en una rueda de prensa, en la que también participó el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, quien coincidió sobre la estela de muerte que ha dejado el capo en los últimos meses.

El narcotraficante fue hasta hace menos de tres años el segundo al mando del desaparecido Bloque “Élmer Cárdenas” (BEC) de la organización Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que se disolvió a mediados de 2006 tras desmovilizar a más de 31.000 paramilitares.

El narcotraficante colombiano es reclamado en extradición por Estados Unidos y el Gobierno colombiano ofrecía 5,000 millones de pesos (unos 2.08 millones de dólares) por informes que permitieran su detención.