Temas Especiales

19 de May de 2022

América

Indígenas exigen respeto

BOGOTÁ. La organización Amnistía Internacional (AI) pidió al gobierno de Colombia que garantice los derechos de los pueblos indígenas a ...

BOGOTÁ. La organización Amnistía Internacional (AI) pidió al gobierno de Colombia que garantice los derechos de los pueblos indígenas a sus tierras y que adopte medidas para prevenir abusos en su contra, al presentar un informe sobre el tema este martes.

La organización de defensa de los derechos humanos destacó que las comunidades indígenas sufren con mayor fuerza el conflicto interno colombiano y pidió especialmente al gobierno que garantice “el derecho de los indígenas a no ser expulsados de sus tierras ancestrales”.

“Homicidios, secuestros, desapariciones forzadas, amenazas y desplazamientos forzados continúan haciendo estragos en las comunidades indígenas de Colombia”, denunció AI.

Más de 1,400 indígenas han sido asesinados entre los años 2002 y 2009, en medio del conflicto armado, sostuvo este organismo basándose en cifras de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

En 2009, al menos 114 indígenas fueron víctimas de homicidios y miles fueron víctimas de desplazamiento forzoso, indicó AI citando a la ONIC.

URGEN MAYOR RESPONSABILIDAD

Marcelo Pollack, investigador sobre Colombia de AI, sostuvo que “los indígenas sufren cada vez más ataques. Se les está matando y amenazando, se les está obligando a participar en el conflicto armado y se les está echando de sus tierras”.

“Ya es hora de que el gobierno colombiano asuma seriamente sus obligaciones y actúe de inmediato para proteger a los pueblos indígenas”, subrayó Pollack.

Además, AI señaló que “las autoridades rara vez investigan los crímenes que se cometen contra los indígenas”.

“A menos que las autoridades actúen con rapidez para proteger a los pueblos indígenas en Colombia, existe un riesgo real de que muchos desaparezcan”, denunció Pollack.

ÍNDÍGENAS CORREN RIESGOS

Según AI, los indígenas de Colombia “viven en zonas de intensa actividad militar y ricas en biodiversidad, minerales y petróleo, por lo que corren especial peligro de desplazamiento forzado”.

Sobre ese punto, el informe cita cifras de la oficina en Colombia del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, según las cuales los indígenas constituyen el 7% de los desplazados en este país, a pesar de que sólo representan 3.4% de la población total.

Además, AI solicitó que “todos los funcionarios públicos, incluidos los miembros de las fuerzas de seguridad, dejen de hacer declaraciones públicas que pretendan estigmatizar a los pueblos indígenas, acusándolos de pertenecer a grupos guerrilleros o de alinearse con ellos”. En un informe AI señala que ese tipo de declaraciones crean un clima inadecuado.