Temas Especiales

13 de Apr de 2021

América

Waters, a juicio por violar la ética

WASHINGTON. Un segundo legislador demócrata enfrentará acusaciones sobre ética en el Congreso de Estados Unidos, dijo una fuente ayer sá...

WASHINGTON. Un segundo legislador demócrata enfrentará acusaciones sobre ética en el Congreso de Estados Unidos, dijo una fuente ayer sábado, complicando los esfuerzos del partido por conservar el control de la Cámara baja de cara a las elecciones de noviembre.

La Comisión de Etica de la Cámara de Representantes debería decir mañana que su subcomisión de investigación ha hallado evidencia de que la representante Maxine Waters, de 71 años, violó las normas éticas de la cámara, señaló una fuente con conocimiento del tema.

LAS ACUSACIONES

La comisión de la Cámara presentó las acusaciones sobre ética contra el representante Charles Rangel el jueves y ahora ambos enfrentan la posibilidad de un juicio público, sólo semanas antes de que los votantes participen en las elecciones legislativas de noviembre.

Ambos son miembros importantes del Cáucus Afroamericano del Congreso, lo que hace que los casos sean altamente sensibles para los demócratas, que intentan conseguir un gran resultado de los votantes afroamericanos, uno de sus electorados tradicionales.

El diario New York Times afirma que la investigación contra Waters comenzó en otoño pasado, cuando la representante fue acusada de intervenir en favor del banco OneUnited, en Boston.

El diario informó el año pasado que la legisladora llamó en 2008 al entonces secretario del Tesoro Henry Paulson, en un momento en el que la economía estaba en plena caída, y le sugirió una reunión especial con ejecutivos de bancos controlados por afroamericanos.

Lo que no supo el ex secretario del Tesoro era que el esposo de la legisladora demócrata, Sidney Williams, tenía acciones de OneUnited y había ocupado un puesto en su consejo de administración. Williams, tenía por lo menos $250.000 en acciones del banco.

Waters dijo que la reunión fue realizada con el fin de promover negocios que sean propiedad de minorías y créditos para comunidades marginadas, fines que ella ha promovido por mucho tiempo. La fuente agregó que Waters pretende defenderse de los cargos.

Después de que este periódico y el Wall Street Journal publicaran artículos sobre este caso, la Oficina de Ética del Congreso, una agencia supervisora independiente, inició la investigación.

EL CASO

Las revelaciones se conocen sólo horas después de que el presidente Barack Obama dijo que las acusaciones éticas contra Rangel eran ‘muy preocupantes’ y sostuvo que esperaba que el ex líder de la comisión tributaria pueda terminar su carrera ‘con dignidad’.

Rangel enfrenta 13 acusaciones de violar las normas éticas de la Cámara baja, incluido el no reportar los ingresos por el arriendo de una casa en República Dominicana y el uso de un departamento de renta estable por parte de su comité de campaña.

Los demócratas han instado a Rangel a que logre un acuerdo para evitar un juicio que temen se podría convertir en un circo político que brinde material a los republicanos.

Los principales legisladores demócratas de Nueva York se reunieron el viernes para discutir el caso de Rangel, quien fue jefe de la Comisión de Medios.

‘La reunión fue para alentar a sus colegas a (...) a familiarizarse con el caso que ha armado su defensa. Al mismo tiempo, miembros vulnerables siguen (...) pidiéndole que renuncie’, dijo un asesor demócrata. ‘Dada la resistencia de Rangel y (el hecho de) agrupar a sus colegas a su lado el viernes, una nueva defensa para Waters no es sorpresa,’ agregó.

Waters enfrentaría probablemente a un juicio, que podría celebrarse en otoño, en plena campaña para las elecciones legislativas.

La última vez que un congresista fue juzgado por sus pares fue en el 2002. El representante de Ohio James Traficant fue acusado de chantaje, soborno y otros cargos y tuvo una condena en una prisión federal.