Temas Especiales

26 de Feb de 2021

América

Tres meses de mucha acción

La victoria que celebró la oposición el pasado lunes 27, cuando fueron conocidos los resultados, debe reflejarse en una actividad legisl...

La victoria que celebró la oposición el pasado lunes 27, cuando fueron conocidos los resultados, debe reflejarse en una actividad legislativa incansable, en la que el esfuerzo se dirija no sólo a bloquear o demorar la aprobación de Leyes Orgánicas estratégicas, sino a cooptar la disidencia chavista y convertirse en un canal de interacción permanente entre los medios de Comunicación y el pueblo, toda vez que, hasta la fecha, al interior de la Asamblea Nacional ocurren cosas que resultan, además de misteriosas, espeluznantes. La oposición, al sólo poseer 65 escaños por ahora es una minoría sin capacidad de acción legislativa, su único poder reside en la eliminación del control absoluto de Hugo Chávez en la Asamblea Nacional.

Así, en el mediano plazo no se observa ninguna acción concreta que pueda debilitar lo que ha logrado Chávez. En relación al Tribunal Supremo de Justicia, la Ley Orgánica que regula su funcionamiento establece que para la designación de sus magistrados, si no se logra un acuerdo por consenso de 2/3 de la Asamblea Nacional en una primera votación, se convocarán a tres sesiones plenarias adicionales.

De no concretarse ningún acuerdo en estas tres instancias posteriores, ‘se harán designaciones con el voto favorable de la mayoría simple de los miembros de la Asamblea Nacional’. Con ello, si bien se demora el proceso, Chávez podrá seguir controlando la instancia judicial de mayor preponderancia en Venezuela.

Chávez, sin embargo, tendrá problemas para el 2010, toda vez que está pendiente la designación de los nuevos 5 Rectores del Consejo Nacional Electoral. Ello debido a que la Ley Orgánica del Poder Electoral sólo establece que los Rectores sólo ‘serán escogidos por plenaria de la Asamblea Nacional por las dos terceras (2/3)’. De tal suerte que el oficialismo deberá realizar un lobby poderoso que le garantice los votos pertinente.

En este contexto, la Asamblea Nacional actual tendrá tres meses de mucha acción para acelerar la aprobación de leyes consideradas como estratégicas, especialmente sobre Propiedad Social y Popular, Poder Popular, expresado en la Comunas y los Consejos Comunales, y en especial, definir si Chávez es por cuarta vez ‘habilitado’ (fue habilitado en el 1999, 2001 y 2007). Con ello, Chávez podría gobernar bajo decreto. Cabe mencionar que, con la nueva Asamblea Nacional, Chávez podría ser habilitado, toda vez que sólo se requiere de las tres quintas partes de la Asamblea Nacional; es decir, 99 parlamentarios, de los cuales Chávez ya tiene garantizados 98.

Por último, es importante mencionar los últimos comentarios del flamante y recién electo diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Aristóbulo Istúriz, quien ya anunció que se aprobarán en la Asamblea Nacional ‘las leyes que hagan falta’. Como se dijo, lo más probable es que así sea y se observe en Venezuela un pequeño tsunami de leyes chavistas, a fin de poder eclipsar la misma Asamblea Nacional, mediante el Poder Ciudadano (o Popular), como quinto Poder constitucional que será tema de otro artículo.