Temas Especiales

01 de Apr de 2020

América

Forman nuevos sabios indígenas

BOLIVIA. Los poderes sagrados de la quinua, los rituales que conlleva, las ceremonias ancestrales, todo eso menciona con hablar pausado ...

BOLIVIA. Los poderes sagrados de la quinua, los rituales que conlleva, las ceremonias ancestrales, todo eso menciona con hablar pausado a sus alumnos el amauta Yauri Chambi, docente en la Universidad Tawantinsuyo, que forma a nuevos sabios aymaras en Bolivia.

‘La quinua es una planta sagrada que alimenta a vivos y a muertos y permite leer el destino’, afirma Chambi a una docena de sus alumnos en la clase sobre amuletos en ese centro de estudios ubicado en el Alto, una ciudad-dormitorio de La Paz, a 3,800 metros de altura. Chambi enseña a un grupo de futuros amautas (sabios andinos) que oficiarán las ceremonias ancestrales de matrimonio y llamarán a los espíritus del más allá para bendecir y guiar la vida terrenal. Son 12 personas de distintas edades, desde los 18 hasta 65 años.

El campesino de 28 años escribe en un pizarrón acrílico la palabra ‘jupha’ (quinua en aymara) y explica que este cereal andino rico en proteínas sirve además como medicina y detergente y permite conocer el futuro. Chambi habla además del ritual ‘orqo orqo’, que consiste en arrojar galletas de quinua a los techos de las viviendas, y dice que las piezas de alimento al caer al suelo pueden revelar el futuro. Explica que en la fiesta católica de Todos los Santos (1 de noviembre) se fabrican figuras de caballo a base de quinua que cargan el ajayu (alma) de los muertos.

El amauta dice ser, con ayuda de su abuelo, un autodidacta en el conocimiento del pensamiento andino, fuertemente anclado en la unión de los seres humanos con la naturaleza, y en la visión del animismo, que considera a la tierra, al sol o la luna como dioses. ‘Mi abuelo me incentivó a difundir nuestras tradiciones y nuestra cultura’, explica a la AFP, vestido de pantalón claro, suéter lila y en el pecho una bandera wiphala, el ajedrezado y multicolor.